El primer deseo se hizo mirando al cielo: Ale de la Puente

  • Para ver este performance no es necesario acudir a una galería, lo podremos ver desde cualquier punto en el que se pueda extender la mirada, viendo hacia el poniente o en cualquier punto alto de la ciudad.




Por Luis Chimal


Ciudad de México, México, 26/05/16, (N22).- Proyecto Líquido consta de diferentes intervenciones artísticas pertenecientes a la  fundación Alumnos 47 de la curadora Jessica Berlanga, un proyecto artístico que en esta ocasión estará enfocado en la palabra deseo, por lo que Agencia N22 entrevistó a Ale de la Puente, una de las 12 artistas participantes, que intervendrá el cielo en la cuenca de México, a través de los fenómenos astrológicos.

La intervención de Ale de la Puente tiene dos principios básicos: el cielo y el deseo, por lo que para ella el deseo consiste en algo que está detrás de las acciones propias, es decir, “es algo que no se puede definir, el deseo ocurre antes de se cree algo y está descrito desde las culturas antiguas, porque siempre es un dios que desea algo y atrás del dios está el deseo, está el origen, y el deseo tiene una raíz en lo más inmediato”.

Por otra parte, el cielo ha sido un elemento que ha acompañado a la humanidad desde sus inicios. Por ejemplo, en“México prehispánico se sabía mucho de los cielos y los planetas, los ciclos del sol y de la luna, pero de pronto pasaba un cometa y era un aviso de los dioses o un devenir de algo. Mi deseo es que volteemos para sorprendernos de algo natural, porque el primer deseo se hizo mirando al cielo”.

Para este proyecto la artista tuvo que realizar una exhaustiva investigación y asesorarse con los científicos del Instituto de Astronomía de la UNAM, para poder encontrar el deseo en el cielo.



“Me asesoré para combinar todas estas posibilidades, porque busco lo que me puede asombrar, lo que quiero ver y crear. Podemos tener la misma investigación, los mismos materiales, estar viendo al cielo, pero cada quien ve algo distinto porque uno ve a través de lo que está allá afuera, que es reflejo de uno mismo”.

La artista confesó estar nerviosa con el proyecto porque “estás trabajando a ciegas sin saber qué va a pasar, es un Live Art. El performance sucede como sucede, por lo que estoy inquieta y siento esa emoción por querer verlo”.

Sin embargo, “esperemos que el público no tenga expectativas” – bromeó la artista - . “Espero que se sorprendan, ese es mi deseo. En este trabajo se juega con la sorpresa. Ojalá pase un fenómeno astronómico, sin tener la mediación de la ciencia, porque en la actualidad nos avisan el momento exacto en que sucede y porque sucede, mientras que en otro tiempo la forma de mirar al cielo era otra, era nuestra herramienta para todo y mirábamos el cielo con asombro”.



En apariencia la gente ya no se asombra al ver el cielo, para Ale Puente no es del todo cierta esta afirmación “no nos asombramos por qué no lo vemos, ya no es nuestra cotidianidad realmente nadie se dirige a él, no son las instrucciones que usamos. Actualmente estamos regidos por otro entorno, tiempo y lenguaje y lamentablemente lo hemos alejado y más que la pérdida del asombro, simplemente lo ocultamos”.

Para ver este performance no es necesario acudir a una galería, lo podremos ver desde cualquier punto en el que se pueda extender la mirada, viendo hacia el poniente o en cualquier punto alto de la ciudad.


|Actualmente Ale Puente tiene una exposición en Nora Sotres Galería (Mérida 16. Col. Roma), en el que se puede apreciar parte de su trabajo de investigación, fotos, videos e inclusive bombas creadas por ella y que aluden al espacio. 


16AM

0 comentarios:

Gracias por tu comentario...