El tiempo, el orden y el comienzo están en "Piedra fundacional"

  • "...De alguna manera tiene que ver con la intersección del tiempo geológico con el tiempo humano, el tiempo de la especie humana, somos una especie muy joven y hemos interactuado con el planeta muy poco tiempo”.



Por Huemanzin Rodríguez


Desde tiempos antiguos colocar la primera piedra ha sido importante para construir cualquier cosa. La piedra como primera cosa primigenia. A partir de esta idea, Ilán Rabchinskey se  embarcó en un proyecto de casi tres años para hacer un registro fotográfico e intervenciones que le permitieran reflexionar sobre el tiempo y el orden, el resultado se presenta en la galería Patricia Conde con el título Piedra fundacional.

“Yo creo que la construcción de esta obra obedece a un interés por ubicar a la especie humana dentro del tiempo planetario, el tiempo cósmico, y está construida de varias maneras, con varias líneas formales”, comentó Rabchinskey.

De lo pequeño a lo macro, así dialoga Ilán, con fotografías tomadas desde la cima de un volcán en Costa Rica cuya textura podría parecer la huella de la bajamar, hasta esas pequeñas obras de geometría perfecta logradas sólo por la fuerza de la naturaleza. Otra de sus búsquedas son lo que llama “paisajes geológicos”, esas imágenes con miles de millones de años. Ilán llega ahí y los interviene con luz láser.

“Utilicé un gran lienzo antiquísimo, y sobre de él puse una red lumínica efímera, que está sobrepuesta en este paisaje antiguo, durante segundos, durante minutos. Y una vez que la fotografía está hecha se apaga el equipo y eso queda sin tocar. De alguna manera tiene que ver con la intersección del tiempo geológico con el tiempo humano, el tiempo de la especie humana, somos una especie muy joven y hemos interactuado con el planeta muy poco tiempo”.

La fotografía es parte de la búsqueda que tiene el artista, quien ha creado su propia vía láctea con cal sobre tela, después de hacer fotografía astronómica prefirió el accidente de la caída del polvo, retratarlo y ponerlo a dialogar con una fotografía en el piso titulada “Caldo” que recuerda a las odas sobre la evolución escritas en el siglo XIX por el abuelo de Charles Darwin. 

En Piedra fundacional el artista busca lograr imágenes sin una frontera entre ciencia, el arte y la religiosidad. 



0 comentarios:

Gracias por tu comentario...