¿Existió William Shakespeare? ¿Es cierto que Edward de Vere escribió las obras del autor inglés?

  • Uno de los argumentos de los Strafordianos, que defienden la existencia de Shakespeare, es que el escritor inglés cometió errores al hablar de las formas y protocolos en la corte




Por Huemanzin Rodríguez

Poco se sabe de la vida de William Shakespeare, quien a diferencia de Miguel de Cervantes, hay poca información de la vida del bardo de Avon. Por ese misterio entorno a él, es que algún tiempo se aseguró que no existió y que las obras que se le atribuyen pertenecen a otra persona, a Edward de Vere, XVII Conde de Essex.

En esto se inspira la película Anonymous de Roland Emmerich, estrenada en 2011 y que forma parte del ciclo Cine y literatura del INBA, que este año lo dedica a Shakespeare en la Cineteca Nacional. El escritor y divulgador de la ciencia, Carlos Chimal, fue el encargado de comentarla.

"Es cierto, que Vere era un hombre muy culto, había vivido en Italia, sabía de leyes, lo cual Shakespeare, difícilmente. Pero es toda una alucinación, porque para empezar, Edward de Vere murió 15 obras antes. ¿Quién escribió esas obras? ¿Ya las dejó escritas? Eso es lo que podemos ver ahora", mencionó Carlos Chimal, escritor y divulgador de la ciencia.

Uno de los argumentos de los Strafordianos, que defienden la existencia de Shakespeare, es que el escritor inglés cometió errores al hablar de las formas y protocolos en la corte, porque no estaba familiarizado de eso y que sí tuvo buen acceso al conocimiento.

"Resulta que un vecino suyo en Stratford, luego se vuelve un librero muy famoso y conocido. Él le surtía de los libros. Además hay que recordar que el sistema educativo Free Gramma School, las escuelas básicas en Inglaterra en esa época, ya eran escuelas muy buenas. La prueba de ellos es Newton, era un Giomen, un hombre del pueblo con un poco de dinero pero que podía saber cosas", mencionó el divulgador de la ciencia.

La participación de Chimal en el ciclo Shakespeare no es nada fortuita, él ha sido becario en tres ocasiones del Hawthornden Castle for Writers, lugar por donde pasó Ben Johnson, contemporáneo de Shakespeare. Además, en 2010 editó el libro Las neuronas de Shakespeare que habla sobre la conciencia pero con ejemplos tomados de la obra de Shakespeare.

"Cuando fui becario de Bellas Artes y comencé mi carrera como escritor con Augusto Monterroso, Tito lo primero que nos dijo: 'si ustedes quieren aprender a hacer diálogos verosímiles, profundos, divertidos, lean a Shakespeare'. Él nos puso a leer a Cervantes y nos puso a leer a Shakespeare", finalizó Carlos Chimal.

Imagen: http://bit.ly/1TY6iwT
16PV

0 comentarios:

Gracias por tu comentario...