"Hay Shakespeare para todo": David Olguín

  • Coriolano es una obra que podría hablar políticamente de México en la actualidad, “pero hay Shakespeare para todo, para el lado político, amoroso, para los debates existenciales, para las discusiones de género”.




Por Salvador Perches

Ciudad de México, 21/06/16, (N22).- Shakespeare se basó en las narraciones de Tito Livio y Plutarco, dos historiadores pertenecientes al mundo grecolatino para escribir su tragedia Coriolanus  en 1608, en donde cinco líneas de acción tejen la historia: la guerra entre la naciente república de Roma y el estado de los Volscos; la rivalidad entre sus dos líderes: Coriolano y Aufidio; las luchas por el poder político de Roma; la convulsión familiar de Coriolano; y la batalla interna de un héroes cuya soberbia y orgullo son de proporciones monstruosas.

“Es un autor que leí mucho desde muy joven, que suscribo y subrayo aquello que se dice. Shakespeare es el mundo como dice Harold Bloom, es decir, ahí está todo, están todas las pasiones, todos los comportamientos y en realidad lo asombroso, es encontrar en algunos de sus textos algo que le habla al mundo contemporáneo, a nuestro país en específico, como en  mi caso lo es Coriolano. Fue un ofrecimiento que tuve por el maestro Luis de Tavira, de la Compañía Nacional de Teatro, cuando me propuso cuál de los tres Coriolanos hacer el de Brecht, el de Günter Grass o el de Shakespeare, no dude, dije Shakespeare, son de esas ocasiones únicas en la vida” comentó David Olguín, director de la obra.

Otra obra, también escrita por Shakespeare, Timón de Atenas es popular y es de aquellas donde se da una escala del crimen, donde se va ascendiendo, alguien es asesinando y finalmente haciéndose del poder a través del derramamiento de sangre y ya viene otro detrás.En opinión de Olgín, el contexto de la obra es semejante al México que se tuvo en los años ochenta en periodo de Salinas, cuando sucedió el asesinato de un candidato a la presidencia y demás.

“El México de hoy se debate en la posibilidad de la democracia, una democracia muy joven, real y este es el tema de Coriolano, es decir, tributos, plebeyos, patricios, un circulo de poder que quieren gobernar sin el pueblo y tratando de arrebatar algo de poder, los representantes populares están bajo todos los ideales de defender al pueblo utilizándolos, mangoneándolos como caciques inmorales, es una guerra civil de muy bajo perfil”.

Coriolano es una obra que podría hablar políticamente de México en la actualidad, “pero hay Shakespeare para todo, para el lado político, amoroso, para los debates existenciales, para las discusiones de género”.

La pieza se presentó en el Teatro Julio Jiménez Rueda a propósito de los 400 años del fallecimiento del Bardo de Avón.


Imagen:http://bit.ly/28TH5lC
16CA




0 comentarios:

Gracias por tu comentario...