Jay Friedman será director huésped de la OSN

  • Ahora hay una libertad como la hay en el arte, ves el cubismo y diferentes estilos, y lo mismo pasa en la música, ya no hay reglas para nada”, explicó Friedman.


Por Alejandra Flores



Ciudad de México, México, 08/06/16, (N22).-  Bruckner, Mozart y Hydn reunidos entorno al poder sonoro de los instrumentos de aliento metal, serán los protagonistas de los dos conciertos que ofrecerá la Orquesta Sinfónica Nacional en el Palacio de Bellas Artes.

“La Sinfonía N° 4 de Bruckner debe ser una de las más grandiosas obras para metales en la historia de la música orquestal.  Cuenta con una lujosa escritura para metales a lo largo de la sinfonía, esa es una de las razones por las que quisimos hacer esta pieza y porque la orquesta no toca mucho Bruckner”, comentó Jay Friedman, director huésped de la OSN.

El también trombonista destaca el contraste que quiso lograr reuniendo el dramatismo de Bruckner con la ligereza y alegría de Mozart y Hydn, algo que define como "una conjunción de opuestos". 

El director de la Orquesta Sinfónica de Chicago trajo consigo a dos solistas que tocan en esta misma agrupación bajo su batuta, el trompetista estadounidense Chris Martin y el cornista guatemalteco Otto carrillo, quien nos dio la clave de la técnica interpretativa que aplican en la agrupación de Chicago:

“El aire es lo básico, pero uno tiene que dirigir con bastante rapidez como proyectándolo, enfocándolo. Creo que en Chicago tenemos fama de hacer eso en el mundo, no sé por qué, pero así hemos hecho por años y años”.

El repertorio contemporáneo

“Hay muchos conciertos que se están escribiendo para metales, especialmente para trombón en estos días, y eso se debe a que había muy poco en el siglo XIX, no se escribían muchos conciertos para trombón y trompeta, pero ahora hay muchos conciertos y son muy difíciles de tocar, muy pocos pueden tocarlos, ¡los compositores se están volviendo locos! porque los intérpretes son mejores, tienen mejor técnica, arreglos, cuando se toca mejor, los compositores empiezan a escribir música más y más difícil. Ahora hay una libertad como la hay en el arte, ves el cubismo y diferentes estilos, y lo mismo pasa en la música, ya no hay reglas para nada”, explicó Friedman.

En opinión del trompetista Chris Martin “hace doscientos años los instrumentos de metal tenían muy pocas opciones para ser tocados, pero ahora puedes tocar cualquier cosa, y la sinfonía de Bruckner en la segunda parte del concierto es un ejemplo de ello, él usa los metales de igual manera que los violines, las cuerdas, a la par, hace de la orquesta una completa unidad”.

Los conciertos de la Orquesta Sinfónica Nacional en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes se llevarán a cabo el viernes 10 de junio a las 20:00 y el domingo 12 a las 12:15 horas.


Imagen:http://bit.ly/1XaVuhd
16AM



0 comentarios:

Gracias por tu comentario...