"Los parques de Noguchi" sintetiza el fervor por las mezclas

  • Es una gran pregunta porque Noguchi es una de esas personas extraordinarias que comprendió que el lenguaje no es la única manera en la que expresamos nuestra inteligencia.  Él estaba interesado en llevar a cabo un trabajo que permitiera explorar la inteligencia física en oposición a solamente la inteligencia lingüística. 



Por Víctor Gaspar


Ciudad de México, 24/06/16, (N22).- Síntesis de la cultura japonesa y norteamericana, pero también de disciplinas artísticas que van desde la arquitectura y la danza, y manifestándose en el espacio público. Se trata de Isamu Noguchi. Los parques de Noguchi es la exposición que presenta el museo Tamayo.

Agencia N22 conversó, a propósito, con el curador de la muestra Dakin Hart.

¿Puede hablarnos un poco de esta síntesis?.

Sí, esa es una muy buena manera de describir lo que ha hecho. Trabajó entre culturas y trabajó entre disciplinas. Siempre se abocó a sintetizar diferentes ideas y conceptos. Es muy difícil describirlo y sintetizarlo no sólo como escultor sino como diseñador porque también estaba involucrado en la arquitectura y colaborando con bailarines, coreógrafos y músicos.

¿Qué nos puede decir de esta conexión que las personas establecen con estos objetos de diseño?

Es una gran pregunta porque Noguchi es una de esas personas extraordinarias que comprendió que el lenguaje no es la única manera en la que expresamos nuestra inteligencia.  Él estaba interesado en llevar a cabo un trabajo que permitiera explorar la inteligencia física en oposición a solamente la inteligencia lingüística. 

La idea de estos juegos es que son una manera de entrenar a los niños en la inteligencia física, en una manera que no está regulada sino que es muy abierta, para motivar una expresión creativa.

En realidad era un constructor de civilización. Noguchi estaba mucho más interesado digamos en Chichén itzá que en un museo de arte moderno.

¿Hay algún otro tipo de tradición que usted pudiese describir en estos diseños?.

Noguchi era un consumidor del mundo entero. Sin duda fue uno de los primeros estadounidenses que se consideraba como ciudadano del mundo. Era alguien que buscaba realizar un trabajo que pudiese capturar a todo el mundo. Pasó alrededor de 10 años viajando por el mundo en los cincuentas. Visitó prácticamente cada espacio escultórico que pudo en el mundo. Y usted puede ver en sus piezas que se aproxima a ellas, no solamente volteaba las culturas mesoamericanas sino también a Stonehenge.

Esto tiene que ver con equiparar las formas y la naturaleza. ¿Hay tal vinculación?

Sin duda. Uno de sus grandes talentos era sintetizar lo creado por el hombre con la naturaleza. Para salvar el espacio entre la tecnología y lo artesanal, por ejemplo. Él no creía que la tecnología y la artesanía eran enemigos, sino más bien dos caras de la misma moneda. Creía lo mismo sobre la tecnología en términos del ambiente construido y la naturaleza. Realmente creía que ambas cosas deberían estar en armonía, estar bien sintetizadas en parques y áreas de juego, en sus diseños para el espacio público.


Los parques de Noguchi estará abierta en el Museo Tamayo hasta el 9 de octubre.


Imagen:http://bit.ly/294WO0i
16AM

0 comentarios:

Gracias por tu comentario...