Los tejidos de Porfirio Gutiérrez viajan de Oaxaca al Instituto Smithsonian

  • “Esa tradición de trabajar con la madre naturaleza se ha ido perdiendo”: Porfirio Gutiérrez






Por Luis Chimal


Ciudad de México, 22/06/16, (N22).- La mayor parte de los habitantes en Oaxaca son de origen indígena, sin embargo, con el paso del tiempo esta población ha olvidado gran parte de sus raíces, en específico de sus tradiciones. Pero en Teotitlán del Valle se encuentra Porfirio Gutiérrez, un hombre de familia que busca recuperar y transmitir el arte del tejido artesanal y que recién fue premiado por el Museo Smithsonian.

Realizar un tejido de forma artesanal es muy complicado ya que tiene diferentes facetas.
“Lo más difícil del tejido es el teñido, porque somos de las personas en Teotitlán del Valle que todavía trabaja con los tintes naturales. El tinte químico llego a mi comunidad a mediados de 1800 y consecuentemente se perdió el conocimiento de trabajar con plantas, minerales e insectos, pero  nosotros trabajamos el teñido en conjunto con la madre naturaleza”, comentó Díaz para Agencia N22.

Otro proceso que le resulta complicado es el creativo porque “tienes que tomar en cuenta las limitaciones que tiene el telar o los materiales. Trabajamos con la lana, el yute, el ixtle, el algodón y la seda, hay unos materiales que son muy nobles, hay otros como el ixtle que es muy caprichoso”.

La tradición de trabajar con la madre naturaleza se ha ido perdiendo con el tiempo y uno de los principales factores fue el turismo “cuando llegó a mediados de 1950 trajo consigo muy buena economía al pueblo, pero a la vez, un mercado de producción masiva y se está demandando un producto con menos calidad y más rapidez, el tejido se ve como un producto y no como arte”.

Para poder retomar estas técnicas ancestrales Porfirio sugiere que primero se debe valorar el origen del que se proviene, como lo hizo él hace varios años.

 “Yo nací en Teotitlán del Valle y como muchísimos hermanos mexicanos emigramos a otros países, para buscar una oportunidad. Yo emigré a los Estados Unidos a los 18 años y me fui a trabajar a California, esto provocó que no tuviera la oportunidad de ver a mis padres por cerca de 10 años. Al regresar a México me encontré con una realidad muy hermosa, me di cuenta de mi identidad de quién soy, vengo de una civilización ancestral, soy descendiente de esas personas y mi responsabilidad  con ellos fue preservar esto”.

Recientemente Porfirio fue premiado por el Museo Nacional Indígena Americano (NMAI) del Instituto Smithsonian con sede en Washington DC, en los Estados Unidos y formará parte del prestigioso Programa de Liderazgo Artístico (Artist Leadership Program). Hecho que para el artista significó “toda una bendición y el resultado del trabajo arduo, de siempre poder crear algo nuevo que te identifique”.

“El Smithsonian se dio cuenta de lo que está pasando en la comunidad y se basaron en el compromiso con las técnicas ancestrales, de que propones algo interesante y la idea comunitaria que se le plantea, la cual es enseñarle a otras generaciones esta técnica ancestral”, añadió.

Este premio viene con la oportunidad de realizar una investigación, Porfirio la realizará en torno a la cultura zapoteca.  “Yo quería aprender más de los tejidos que se hicieron en mi comunidad, visité su departamento de colecciones, en donde vi piezas que tienen más de 200 años”.

Con esta información realizará su propio libro “que habla sobre lo que es nuestra comunidad y nuestra cultura y se están documentando los tejidos naturales”.

El 29 de julio se llevará acabo la clausura del taller, en donde se le entregará un reconocimiento a los participantes, pero también se presentará el libro sobre tejidos zapotecos y prácticas tradicionales titulado Zapotec Weaving & Cultural Traditions in Teotitlán del Valle y a la par abrirá una exposición que se llama “Ritos de mis sueños”, exhibición sobre el uso de petate en Teotitlán del Valle.




Imagen:http://bit.ly/28NMcBg
16AM

0 comentarios:

Gracias por tu comentario...