Luis Ascot y la OSIPN celebran a Alberto Ginastera

  • En el concierto, el cual será dirigido por Enrique Diemecke, se interpretarán “Suite del Gran Cañón” de Ferde  Grofé, “En memoria de Lídice” de Bohuslav Martinu y “Concierto para piano” y “Orquesta” de Alberto Ginastera. Esta pieza, a decir de Luis Ascot, está llena de matices, de contrata tiempos y compases diferentes.



Por Alberto Aranda



Ciudad de México, México, 02/06/16, (N22).-  “Mi madre me llevó al teatro Colón  a escuchar un concierto y en el teatro me quedé loco, después vi un enorme animal encima del escenario y un señor que venía y se sentaba, con los dedos le salía música y yo me preguntaba ¿por qué yo estoy moviendo los dedos y cantando encima de una silla?  Yo quería hacer música y empecé en ese momento a estudiar el piano, sin saber leer y escribir, eso lo aprendí después”, comentó Luis Ascot, pianista.

A los 18 años Luis Ascot viajó a Brasil para estudiar piano y después en Ginebra conoció a Alberto Ginastera, quien, al escucharlo tocar una de sus piezas, corrió hacia él  y lo abrazó. A partir de ahí se dio una relación alumno maestro que después sería una gran amistad. Hoy, Ascot es de los principales ejecutantes del compositor argentino y se encuentra en México para ofrecer un  concierto junto con la Orquesta Sinfónica del IPN.

“La música es una frase. Digo la frase y respiro para poder seguir hablando, si no me ahogo. Si yo continuo hablando eternamente sin ponerle comas y puntos, llega un momento en que me vuelvo loco y me estoy asfixiando. La música es la misma cosa. Tiene uno que divertirse, conversar,  hablar con el instrumento que está tocando. Transmitirle de alguna forma todo el afecto que el compositor puso en las notas que escribió. Nosotros sólo somos intérpretes al servicio del compositor”.

En el concierto, el cual será dirigido por Enrique Diemecke, se interpretarán “Suite del Gran Cañón” de Ferde  Grofé, “En memoria de Lídice” de Bohuslav Martinu y “Concierto para piano” y “Orquesta” de Alberto Ginastera. Esta pieza, a decir de Luis Ascot, está llena de matices, de contrata tiempos y compases diferentes.

“Ginastera escribió esta obra y está hecha sobre una escala diferente, disonante. Está escondido en un  ser humano que tenía un corazón así, pero que no lo mostraba. Creativo, estaba detrás de unos anteojos gruesos. Parecía un abogado. Estaba siempre de traje con corbata en la casa, era de una solemnidad total y era en realidad un tierno, Pensar también que en su primer ópera que se llama ‘Don Rodrigo’, él  quiso hacer una Aida de Verdi. Su ilusión era una gran obra, inmensa como es ‘Aida’. Admiraba a Verdi, a todos los compositores de cierta época romántica en los cuales se basó, de una forma para construir su música.  Sin salir de los moldes del siglo XX”.


El concierto de Luis Ascot y la Orquesta Sinfónica del IPN será el sábado 4 de julio a las 13:00 horas en el Centro Cultural Jaime Torres Bodet, en Zacatenco.


Imagen:http://bit.ly/1VAahRq
16AM

0 comentarios:

Gracias por tu comentario...