Rufino Tamayo merece más difusión: Ingrid Suckaer

  • “Tamayo fue un hombre sumamente sofisticado. Tenía una inteligencia muy exquisita, con una inteligencia muy abierta al conocimiento  universal. Sin embargo, yo creo que por su manera personal de ser, muy reservado con la palabra, no se pudo conocer tanto".





Por Víctor Gaspar


Ciudad de México, 22/06/16, (N22).- A cinco lustros de su deceso, Rufino Tamayo fue recordado con un conversatorio titulado "Entre el arte y la filantropía" en el Palacio de Bellas Artes. Tamayo abrazó el primitivismo, tema que expuso la profesora Ana María Torres.

“Desde sus primeras obras podemos observar un alejamiento y un despego de lo académico y lo clásico, incorporando nuevos elementos formales como el color y la alteración formal, que fue algo que le interesó mucho a Tamayo, no copiar exactamente la naturaleza sino tratar de incorporar esta parte poética e imaginativa”, comentó Ana María Torres, profesora de la Universidad Iberoamericana.

En opinión de la crítica de arte Ingrid Suckaer, la vida y obra de Tamayo, merecen más difusión:

“Tamayo fue un hombre sumamente sofisticado. Tenía una inteligencia muy exquisita, con una inteligencia muy abierta al conocimiento  universal. Sin embargo, yo creo que por su manera personal de ser, muy reservado con la palabra, no se pudo conocer tanto. Pero sí fue un hombre que tuvo ese conocimiento de astronomía, tuvo conocimiento del mundo prehispánico”.

Para Juan Carlos Pereda, subdirector de colecciones del Museo Tamayo, "Rufino tiene una estética con una raíces profundísimas en lo prehispánico. Luego después incorpora lo popular que es, en su decir, el pueblo es el que había heredado todo ese talento de los pueblos prehispánicos. Y luego lo pone en diálogo con las vanguardias internacionales. Entonces logra un lenguaje único, un lenguaje vigente”.



Imagen:http://bit.ly/28RwWr0
16AM

0 comentarios:

Gracias por tu comentario...