"Hiladoras de sueños", la historia de los vestidos que portamos a diario

  • “Hiladoras parte de una historia familiar, de mi tía que era costurera, entonces me interesaba trabajar en la vida de las mujeres que están detrás de los vestidos que llevamos día con día”.




Por Huemanzin Rodríguez

Ciudad de México, 14/07/16, N22.- ¿Qué historias guardan los cruces de hilos que conforman las telas con las que nos vestimos? Si las emociones y las experiencias dan forma a los actos humanos, ¿qué es lo que portamos a diario? Con estas preguntas Gabriela Román Fuentes creó el monólogo Hiladoras de sueños, que se presenta en el Foro La Capilla.

“Me interesaba ver por un lado los movimientos que ha habido por mejorar los derechos laborales, también la vida íntima de mi tía. Y cómo estas mujeres tejen el tejido (literalmente) social en su búsqueda de mejoras de derechos, como de ser el sostén de nuestra familia”, comentó Gabriela Román, actriz, directora y autora de la pieza.

La obra tiene también un detonante personal, por ello a partir de una historia familiar Román va y viene entre otros momentos y contextos.

“Hiladoras parte de una historia familiar, de mi tía que era costurera, entonces me interesaba trabajar en la vida de las mujeres que están detrás de los vestidos que llevamos día con día”.

En el escenario hay objetos como un álbum fotográfico donde podemos ver a la tía costurera, así como vestidos que ella, ya fallecida, manufacturó. En el muro se proyectan imágenes que nos llevan a las fábricas textiles, y al sismo de 1985 cuando el drama de las costureras reveló el trato humillante y sin derechos laborales en el que trabajaban dentro de los edificios en calzada de Tlalpan, junto al metro San Antonio Abad. Aquellas costureras que no habían quedado entre los escombros, fueron obligadas a seguir trabajando en medio del desastre.

“Me basé en el teatro documental, porque retomamos el origen del día internacional de la mujer, de ciertos desastres naturales o generado por la mano humana. Encontré cierto hilo conductor entre ellos, porque a partir de esos desastres las mujeres han levantado la voz por mejorar sus condiciones. Y tratar de hilar con un teatro autobiográfico en el que una trabaja con la vida propia y la relación con el público”.

Durante la obra se le propone al público que ayude en un bordado colectivo, los nombres con hilo verde son de mujeres dedicadas al trabajo en la industria textil que están desaparecidas, y los nombres en rojo son de las mujeres asesinadas.

Sí, es un estilo pasarela, un poco por todo esto de la moda, de lo que hay detrás del vestido. Y para romper esta idea de frontalidad y trabajar de una manera más directa con el público”.

El monólogo Hiladoras de sueños estará hasta el 14 de agosto, todos los domingos a las 18:00 horas en La Capilla. 


Imagen:http://bit.ly/29YTE23
16AM

0 comentarios:

Gracias por tu comentario...