Adiós a Marianne Ihlen, pajarillo en el cable

  • Leonard Cohen y Marianne Ihlen vivieron en Hydra, Grecia, Nueva York y Montreal. Se encontraron y alejaron muchas veces en los cerca de siete años que duró su relación. Aunque él no quiso tener hijos con ella, ha sido casi un padre para el hijo que Marianne tuvo con Axel Jensen. 



Por Huemanzin Rodríguez

Ciudad de México, México, 08/08/16, (N22).-  Hay cosas que pasan, otras que jamás ocurrirán y que uno no debe intentar explicarse demasiado. A finales de 2015 me dijeron: "Sé dónde vive Marianne Ihlen, la Marianne de la canción que te gusta de Cohen, vive cerca de la casa de mis padres."

En 2008 la periodista noruega Kari Hesthamar publicó el libro So long Marianne. A love story, sobre la vida de esta mujer que a sus casi 74 años se atrevía a contar detalles de su relación con Leonard Cohen. Después de eso vinieron programas especiales de radio y televisión en su país, así como un documental dirigido por Jan Christian Mollestad. El libro que fue traducido al inglés y luego al español en 2014, pero pese a ello no se escribió más sobre la mujer que inspiró canciones como “So long Marianne” y “Bird on wire”.

Al sur de Oslo, muy cerca de Rygge, está Larkollen. Fue un lugar importante debido a su posición geográfica en el fiordo de Oslo, los barcos entre la capital y Copenhagen hicieron parada ahí durante siglos, por ello las familias ricas de Oslo construyeron sus casas de verano pero poco a poco la ciudad adquirió valor estratégico para la milicia y el comercio quedó disuelto.



En 2013 recorrí la zona en bicicleta, Larkollen hoy es un lugar tranquilo, con casas bellas, caminos con árboles grandes que refrescan sus playas de frío oleaje gentil incluso en días soleados. Ahí vivía Marianne Ihlen, pintaba en sus ratos libres y nunca se asumió como una celebridad, de hecho se dice que le pesaba un poco que la vincularan con un personaje tan famoso como Leonard. En mi siguiente viaje a Noruega estaba seguro de que al menos la conocería.

Años antes en Montreal me habían dicho: "Mi vecino es Leonard". Y yo rogué que me llevaran hasta ese lugar. Con desconfianza Reynald accedió a mostrarme el barrio después de mucho insistirle. En realidad solo quería ver el lugar donde suele caminar Leonard, como según me habían contado. 

Era de mañana y de pronto ahí estaba el señor, caminaba lento como si nadie lo viera, en realidad pocas personas estaban cerca y ninguna mostraba interés. Vestía un grueso abrigo el principio del otoño, su sombrero oscuro hacía sombra sobre su nariz grande y no permitió ver sus ojos escondidos entre las arrugas. El calor de su respiración salía de su boca y contrastaba con la luz brillante de un sol débil que sabe su calor lejano. Un periódico bajo el brazo y su piel era lo único que tenía color en la estampa. Tenía poco que su representante había huido con todo su dinero, despreocupado nunca se interesó demasiado en hacer las cuentas de lo ganado.


Deseaba acercarme, conversar con él, tener una entrevista pero las circunstancias no eran propicias, una entrevista siempre tiene algo de violento, aún más cuando uno aparece inesperadamente. Al verlo me parecía que era como encontrarme con un leopardo de las nieves en su hábitat. Sólo lo vi hacer lo que él solía hacer, era suficiente para apropiarme del instante, es mío.

Con Marianne sí deseaba lograr una entrevista, pero eso se da con tiempo. Debido a varios factores no pude viajar a Noruega a finales del 2015, ni en lo que va de 2016. Marianne de casi 82 años falleció el 29 de julio pasado, hay encuentros que simplemente no ocurren.


Marianne tuvo una relación con el escritor noruego Axel Jensen, quien en un principio formó parte de esa generación de escritores que nacieron mucho después de 1905, año de la disolución del acuerdo entre Suecia y Noruega, que es considerada como la independencia. Durante el siglo XIX y a principios del XX varios autores se interesaron por los cuentos, leyendas, mitos e historias nacionales, incluso crearon un idioma nuevo: el nynorsk o “nuevo noruego”. Jensen nació en la década de los 30 y su generación, más que del origen, estaba preocupada por hablar del mundo. Las historias que contaban ocurrían en África, Asia y América latina, sólo por sus nombres se sabía que los autores eran noruegos.

Jensen y Marianne viajaron juntos a Grecia para vivir el sueño del desapego en la isla Hydra. Con sólo 20 kilómetros de largo al sur de Atenas, en el Golfo Sarónico, la isla tuvo fama entre cierto grupo de artistas e intelectuales, entre ellos los beatniks, es por eso que en 1960 Axel y Marianne llegan hasta ahí. En aquel entonces también arribó a la isla un desconocido poeta llamado Leonard Cohen, acompañado de su novia Lena, una guitarra, su máquina de escribir Olivetti y una gabardina azul.

Las parejas entablaron amistad y un día Jensen abandona a Marianne y a su hijo para fugarse con Lena. No pasó mucho tiempo antes de que Leonard, al verla llorar afuera de una tienda, la invitara a unirse al grupo de amigos que pasaban la tarde en una mesa. A los pocos días ya vivían juntos. Fueron días felices, de mucha inspiración y poco dinero. Hydra fue una ascética historia de amor, de escritura matinal con música en la terraza, de paz y orden (desconocidos por Leonard) y tesón e inspiración de Marianne para que la literatura ocurriera. Una mañana de crisis Marianne le pone la guitarra en sus manos, abre la ventana y observan los nuevos cables de luz en Hydra, con unos pájaros posados en ellos. En el frenesí Leonard escribe casi de un plumazo “Bird on wire”.



Juntos dejan la isla y viajan a Nueva York, con la esperanza de tener mejores opciones de vida, habitaron por un tiempo el Chelsea Hotel, en un barrio que hasta hoy tiene fama de bohemio.

La relación fue difícil e intermitente por muchos años, aunque ella le dio la tranquilidad e inspiración para publicar tres libros de poesía y dos novelas, y pese a que Leonard la consideraba perfecta, para él era necesario tener otras experiencias más para poder ser.

Todavía pasaron algunos años antes de que grabara “Bird on wire”, esa canción que para Cohen siempre fue una piedra sin pulir. Primero estrenó “So long Marianne” cuyo primer título era “Come on Marianne”, una llamada urgente para enfrentar juntos la adversidad, pero no fue así, el título cambió a “Hasta luego, Marianne” y vio la luz en el disco “Songs of Leonard Cohen” (1967). 


Para Marianne ese tema, que evidentemente estaba escrito para ella, no era su favorito. Al escuchar con atención “So long Marianne” al fondo suenan unos violines que recuerdan a los de ocho cuerdas usados en el folclor nórdico, sus escalas nos dicen: Marianne es de Noruega. Más adelante callan los violines y se escucha un trémolo que bien podría parecer el de un buzuki, como los de la música tradicional griega, lo que bien puede ser una alusión a Hydra. Pero Marianne considera que la frase  "We met when we were almost young, deep in the green lilac park", corresponde más a los recuerdos de Leonard con Anne Sherman, el amor de su vida.

No, para ella su canción era “Bird on wire” que en la grabación hecha en Nashville para el álbum “Songs from a room” (1968) se alcanza a escuchar un arpa de boca, un pequeño artefacto de metal que permite crear tonos al modificar la oquedad de la boca usada como caja de resonancia. Ese es otro instrumento del folclor noruego. La canción ha tenido varias versiones, Leonard ha cambiado detalles del sentido de la letra en casi cada interpretación. Es el tema con el que le gusta abrir sus conciertos y lo considera un punto entre la oración y el himno, pero al mismo tiempo le resulta algo inacabado. Para Marianne es diferente, no sólo es su canción, es la canción de Leonard.

En su vida Leonard y Marianne vivieron en Hydra, Nueva York y Montreal. Se encontraron y alejaron muchas veces en los cerca de siete años que duró su relación. Aunque él no quiso tener hijos con ella, ha sido casi un padre para el hijo que Marianne tuvo con Axel Jensen. Jensen después de Hydra  se convirtió en un importante escritor en Noruega y vivió en Fredikstad, al sur muy cerca de Larkollen. Su escritura cambió a una ciencia ficción orweliana pero con ciertos toques de humor, sus obras más reconocidas fueron Epp (1965) y Lul (1992). Le entregaron varios premios literarios en Europa y Noruega. Lena le abandonó por un escritor inglés décadas antes de que Axel enfermara de esclerosis lateral amiotrófica, recibió ayuda de Cohen en los peores momentos, finalmente murió a los 71 años en 2003.



Mientras en Montreal, Marianne fastidiada de las infidelidades de Leonard volvió a Noruega, se casó y se rodeó de un círculo lleno de artistas, pero la amistad y el cariño entre Marianne y Leonard perduro siempre, pese a todo, pese a la distancia. El 29 de julio del 2016, a sus casi 82 años víctima de leucemia falleció Marianne Ihler, poco antes, Jan Christian Mollestad quien hiciera un documental sobre la vida de Marianne buscó a Cohen para avisarle del inminente deceso, Leonard respondió, como cuenta la publicación del 7 de agosto de El País:

“Bien, Marianne, hemos llegado a este tiempo en que somos tan viejos que nuestros cuerpos se caen a pedazos; pienso que te seguiré muy pronto. Que sepas que estoy tan cerca de ti que, si extiendes tu mano, creo que podrás tocar la mía. Ya sabes que siempre te he amado por tu belleza y tu sabiduría pero no necesito extenderme sobre eso ya que tú lo sabes todo. Sólo quiero desearte un buen viaje. Adiós, vieja amiga. Todo el amor, te veré por el camino.”

Jan Christian Mollestad alcanzó a leerle el mensaje a Marianne, poco antes de su muerte, dice que ella sonrió al escuchar las palabras de Leonard y extendió su mano cuando le dijo que podía extender la suya. Le cantó “Bird on wire”, minutos después murió. Fue sepultada el viernes 7 de agosto en Oslo. A Marianne no sólo le debemos dos hermosas canciones de amor sin prejuicios ni falsas perfecciones de finales felices, le debemos el coraje, la paz y certidumbre que permitió que un dudoso y joven poeta encontrar el lugar que le tocaba en la vida, aunque para lograrlo ella tuviera que espinar su amorosa piel.




Imagen:http://bit.ly/2b9oy5F
            http://bit.ly/2aQhR6S
            http://bit.ly/2aB15rQ
            http://bit.ly/2b9ZHAS
            http://bit.ly/2b9ZP38
16NC/AM

0 comentarios:

Gracias por tu comentario...