"Azul de Prusia" es más que un color

  • El Museo Universitario de Arte Contemporáneo le dedica actualmente dos salas al resultado de esta indagación de Yishai Jusidman. 


Por Alejandra Flores

Ciudad de México, 29/08/16, (N22).- “El azul de Prusia, fue uno de los primeros pigmentos producidos artificialmente. Descubierto de modo accidental por el químico Heinrich Isbach, en 1704, de compuesto ferrocianuro, fue también uno de los primeros pigmentos artificiales que se incorporaron a la pintura europea”, comentó Cuauhtémoc Medina, curador en jefe del Museo de Arte Contemporáneo (MUAC).

Azul de Prusia es también el título de la más reciente exposición del artista Yishai Jusidman, quien tras años de investigación sobre los orígenes y usos de este colorante, decidió conducir su más reciente serie de oleos sobre algodón y acrílicos sobre tela y madera, por el siniestro uso que le dieron los nazis.

“El ácido cianídrico o prúsico es un compuesto químicamente cercano al azul de Prusia. Uno de los principales debates acerca de la dimensión del genocidio en los últimos años ha girado en torno a la evidencia de residuos azules en algunas de las instalaciones en los campos de exterminio, ya sea como desinfectante o como medio de ejecución, es indudable que el color azul de Prusia despliega, a efecto de su insólito legado, un potente significado testimonial que entreteje violencia estatal, desarrollo tecnológico y producción estética”.

“¿Qué pintores hay que han abordado este problema de representar la imaginería del holocausto a través de la pintura moderna y postmoderna? Francamente, aparte de dos casos muy aislados, no pude pensar en nadie que me convenciera su aproximación al problema y me dije bueno ¿por qué no lo intento yo?”, agregó Yishai Jusidman.

El Museo Universitario de Arte Contemporáneo le dedica actualmente dos salas al resultado de esta indagación de Yishai Jusidman, que va de lo concreto y frio de la representación de las cámaras de gas y bosques surgidos de una densa bruma azulosa, hasta cuadros abstractos en una amplia gama de azules.

“Cuando decidí hacer estas pinturas utilizando mayoritariamente azul de Prusia, me di cuenta que necesitaba algunos elementos más para crear una dinámica óptica más cautivante, introduje este material que se llama diatomita en el medio de la pintura y esta diatomita le da un tono amarillento y un poco vaporoso al medio; el tercer elemento que decidí introducir es tonos de carnes, estas pinturas decidí introducirlas a manera de referir de una manera muy indirecta a lo que sucedió en estos espacios que pinto”.


Azul de Prusia, de Yishai Jusidman, ya puede ser visitada por el público en el Museo Universitario de Arte Contemporáneo.



Imagen:http://bit.ly/2c5imv8
16AM

0 comentarios:

Gracias por tu comentario...