Bellas Artes se puso "De perfil" en honor a José Agustín

  • "...La gran revolución que trajo en el lenguaje. Un lenguaje coloquial que en cierta forma tomó del acervo rico de los mexicanos pero él lo reinventó, no estamos ante un taquígrafo del habla, sino ante un supremo artífice que logró servirse de las voces colectivas para hacer una literatura única”.




Por Irma Gallo

Ciudad de México, 22/08/16, (N22).- A los 22 años de edad, José Agustín escribió De Perfil, una novela que revolucionó las letras mexicanas, no sólo por su temática, la de un chico que va a entrar a la prepa y mientras tanto se la vive de fiesta en fiesta, sino también por el empleo de recursos literarios nunca antes vistos. Este domingo amigos y colegas, le rindieron un homenaje en la sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes.

“Estaba en la Facultad de Filosofía y Letras, tomaba clases con Huberto Batis y Huberto me había invitado a participar en el suplemento Sábado, de Unomásuno, que él dirigía, y me dijo: para ser la escritora que yo creo que vas a ser tú tienes que leer una novela, tienes que leer a José Agustín De Perfil, y tienes que leer Se está haciendo tarde”, comentó la escritora y académica Rosa Beltrán.

"Entendí, después de leer De perfil, de qué se trataba. Y sigo pensando que la propuesta de Agustín es básicamente una propuesta literaria. Si no está fechada en el tiempo, y si las jóvenes generaciones lo siguen leyendo no sólo es porque él, como en El retrato de Dorian Gray, se haya condenado desde su primera obra, La tumba, a ser quien tiene la eterna juventud, el joven eterno, si no por su trabajo con el lenguaje".

Para Juan Villoro, De perfil fue el libro que lo convirtió en lector. "Yo creo que el lector ideal que puede tener cualquier autor es alguien que nunca ha leído un libro por gusto, y de pronto, a partir de ese autor, descubre que la literatura es una forma del placer. Entonces, en ese sentido, me considero un lector ideal porque a mí no me gustaba la literatura y a los 15 años, gracias a De perfil la descubrí. Entonces le debo no solamente el gusto por las letras, sino pues el resto de mi vida a José Agustín”, agregó el escritor Juan Villoro y agregó:

“Y sobre todo, la gran revolución que trajo en el lenguaje. Un lenguaje coloquial que en cierta forma tomó del acervo rico de los mexicanos pero él lo reinventó, no estamos ante un taquígrafo del habla, sino ante un supremo artífice que logró servirse de las voces colectivas para hacer una literatura única”.

El homenaje a José Agustín por los 50 años de De Perfil comenzó con una petición de Mauricio Montiel para recordar a Ignacio Padilla, fallecido la madrugada del sábado en un accidente automovilístico.

“Antes de comenzar este homenaje quiero decirles que hace exactamente 19 días estaba yo aquí mismo celebrando a uno de los amigos más brillantes y queridos de mi generación y de otras generaciones, Ignacio Padilla, quien falleció ayer. También un aplauso para él. Justamente antes de comenzar el homenaje a José Agustín pido por favor un minuto de silencio por Nacho”.

Enrique Serna también participó en el homenaje y aseguró que “José Agustín nos abrió una gran avenida que los que escribimos después hemos recorrido de distintas maneras, y al mismo tiempo liberó de complejos a nuestra literatura".

Aunque el público le pidió que pasara al frente a decir unas palabras, José Agustín se retiró al camerino de la Sala Manuel M. Ponce a firmar algunos de los libros que sus lectores le llevaron entusiasmados.


Imagen:http://eluni.mx/2bP8ZCr
16AM

0 comentarios:

Gracias por tu comentario...