La amistad entre Japón y México vista desde la escultura

  • Kiyoshi Takahashi viene a México después de que en 1955 Fernando Gamboa lleva a Tokio una exposición que reactivó las relaciones binacionales rotas en la II Guerra Mundial. 


Por Huemanzin Rodríguez

Teresa Favela Fierro, especialista en Historia del arte, ha editado el libro Misticismo de los escultores japoneses en México, que inspirados por el arte mesoamericano vinieron a nuestro país, creyeron en él, se involucraron en el ambiente artístico y algunos crearon escuela.

“Hay un término que lo define que se llama shibui, que es precisamente el aspecto áspero, rudo que puede tener la naturaleza en el caso de las piedras que, encima de esa piedra pueden colocar otra piedra muy trabajada, esa se llama wabi-sabi ( ) que es el elemento depurado, decantado, perfecto (se puede decir) y va a contrastar este aspecto áspero. Eso lo vamos a ver muy frecuentemente en la obra de estos escultores japoneses”, agregó Teresa Favela Fierro, doctora en Historia del Arte.

Kiyoshi Takahashi viene a México después de que en 1955 Fernando Gamboa lleva a Tokio una exposición que reactivó las relaciones binacionales rotas en la II Guerra Mundial. A Takahashi le interesa la escultura mesoamericana, es invitado por la Universidad Veracruzana para que imparta clases y se haga cargo de la  división de escultura. Sukemitsu Kaminaga llegó a México algunos años después, él tenía una conexión cercana con el sintoísmo.

“Ellos aman la naturaleza, la respetan y así lo van a trabajar. Por eso vemos este tipo de obra. Y es muy importante mencionar que no es una escultura religiosa, más bien filosófica”.

Esa filosofía les llevaba a reducir al mínimo los elementos estéticos, y con pocos elementos interpretarlos con su conocimiento japonés y decir muchas cosas. Ellos fueron docentes y les transmitieron esa filosofía a sus alumnos, de la misma manera Kiyoto Ota y Hiroyuki Okumura quienes se han integrado a arte en México en los años 80 y noventa, actualmente Okumura vive en México y es profesor de escultura.


“También utilizan lo que se llama 'equilibrio inestable', una escultura a punto de romperse, a punto de caer pero ellos lo equilibran de tal forma que nos sorprende cómo esa pieza puede tener un equilibrio estando colocada con un equilibrio tan inestable. Además no son arqueologístas, tienen un toque moderno y trascendental”.

Imagen:http://bit.ly/2aycg99
16AM

0 comentarios:

Gracias por tu comentario...