La Ópera de Pekín llegó a Bellas Artes

  • Hay que resaltar que los artistas hacemos nuestro propio maquillaje y ese maquillaje es para expresar diferentes características del personaje.


Por Víctor Gaspar

Ciudad de México, 15/08/16 (N22).- “El Señor Tian Han Sen es un famoso artista chino, él fue quien adaptó esta leyenda a la Ópera de Pekín”, comentó el barquero Lyu Kunshan.

En la orilla del lago oeste se conocen Bai Suzhen y Xu Xian. Ese encuentro deriva en amor y pronto en matrimonio. Lo que Xu Xian no sabe es que su amada es La serpiente blanca. Xu Xian muere del susto cuando descubre que su esposa es un ser sobrenatural. Pero ella, se da a la tarea de robar un hongo para revivir a su esposo.

“De hecho, aunque el chino es un idioma tonal, como bien lo mencionas, nuestra tonalidad en la ópera china tiene su propia peculiaridad, es de hecho distinto a la lengua hablada normalmente en China, y también es muy distinta a la tonalidad y la musicalidad de otras formas de arte fuera de China”, agregó el guerrero Li Wenlin.

Esta es la primera vez que la Compañía Nacional de Ópera de Pekín de China visita nuestro país ofreciendo el montaje La leyenda de la serpiente blanca. La compañía fue fundada en 1955 y se ha constituido también como una institución de enseñanza en la que los jóvenes pasan una década de entrenamiento antes de llegar al escenario.

“El espectáculo es muy completo, se forma de elementos coreográficos y artísticos como el maquillaje y el vestuario. Hay que resaltar que los artistas hacemos nuestro propio maquillaje y ese maquillaje es para expresar diferentes características del personaje. Por ejemplo, mi personaje es un hombre viejo. La Ópera China en general viene de la naturaleza y de la forma en que los chinos de antaño convivían con ella”, agregó  Kunshan.

Las funciones que ofreció la compañía en el Palacio de Bellas Artes forman parte del año de intercambio cultural entre China y América Latina y El Caribe, que se celebra en 2016.


Imagen:http://bit.ly/2btU6n2
16AM

0 comentarios:

Gracias por tu comentario...