"No retrato personajes de la vida pública": Ros

  • Con influencias de los artistas de The New Yorker como Saul Steinberg o los mexicanos Abel Quezada o García Cabral, Ros se distingue en un medio donde predomina la coyuntura política.



Por Mario Velázquez

Ciudad de México, 17/08/16, (N22).- “Yo no podría forzar tanto el dibujo, porque es una cosa con la que me tengo que identificar y también divertir al hacerlo. Pasarlo bien y hacer mi trabajo, mientras  mejor lo pase, mejor lo pasará el lector”, comentó el cartonista Ros.

Viñetas extraídas de la cotidianeidad que apelan a un humor blanco y a lo más atemporal posible, son las características que definen el estilo de Ros, un dibujante atípico en la caricatura mexicana y que reúne parte de su trabajo en el libro Cual para tal, editado por Almadía.

“Los cartones suelen tener varias interpretaciones. No es un chascarrillo, un chispazo, y ya. Sino que son pequeñas historias en las que hay varios significados, varias formas de identificarse. Publicar en el diario El País me obliga a ser más universal porque es un sitio muy visitado, no sólo en España, en México, en Argentina, en varios países de América Latina, Estados Unidos”.

Con influencias de los artistas de The New Yorker como Saul Steinberg o los mexicanos Abel Quezada o García Cabral, Ros se distingue en un medio donde predomina la coyuntura política.

“No retrato políticos, no retrato personajes de la vida pública. Mis personajes son anónimos, neutros, universales. Lo hago porque siempre me ha interesado este tipo de cartón. Si bien es cierto que hay mucho cartón que se dedica a la política nacional, pero puede que haya espacio para otro tipo de humor, porque el humor no se puede mostrar de una sola manera. Hay mucho espacio y muchas maneras de hacer humor y esta es una de ellas, una más”.

Cual para tal contiene un prólogo escrito por Abraham Cruz Villegas y un epílogo de Alejandro Magallanes.


Imagen:http://bit.ly/2bsrbyt
16AM

0 comentarios:

Gracias por tu comentario...