Una obra que delata a los "Pequeños zorros" del capitalismo

  • La obra trata de aquel paraíso que fue el sur de los Estados Unidos que es devastado por la industrialización que viene del norte.


Por Salvador Perches
Ciudad de México, 25/08/16 (N22).- Lillian Hellman, dramaturga y guionista de cine estadounidense conocida por su compromiso político con causas izquierdistas, perteneció a una familia de origen judío convertida al cristianismo y poblada de excéntricos y avaros, los cuales después aparecerían retratados en sus obras, como es el caso de Pequeños Zorros, actualmente en temporada.

La historia se lleva a cabo en el sur de los Estados Unidos algún tiempo después de la Guerra Civil; las familias ricas lo han perdido todo, y otra nueva clase se ha enriquecido, ocupando su lugar.

De acuerdo con el director de la puesta en escena, Luis de Tavira, “es muy sorprendente y alarmante la vigencia de este texto escrito en los años 30”, en medio de la recuperación de la gran crisis económica en la que se vio involucrada Estados Unidos durante el periodo presidencial de Franklin D. Roosevelt “que vuelve los ojos hacia el principio del siglo XX para mirar el origen de esta debacle del sistema mundial económico que conocemos hoy con El nombre de neoliberalismo”.

Asimismo, mencionó que el trabajo de la autora es algo complejo para los actores, “no es fácil entrar en los diversos grados de complejidad de este realismo que evidentemente está acompañando de todo un movimiento de renovación en el arte de la actuación”.

La obra empieza con una cita de El Cantar de los Cantares donde la amada llega del huerto del amado y se da cuenta de que la viña está en flor pero se han desatado los pequeños zorros para devastarlo y entonces clama “cacen a esos pequeños zorros que devastan a la viña en flor”.

La obra trata de aquel paraíso que fue el sur de los Estados Unidos que es devastado por la industrialización que viene del norte.

En los últimos actos de la obra, uno de los personajes menciona los dos tipos de personas en el mundo: los que arrasan con lo que tengan que arrasar en su codicia y aquellos que sólo miran como destrozan todo, sin hacer nada al respecto, sin embargo, “Lillian Hellman decidió no quedarse mirando sin hacer nada ni es cómplice de los depredadores”.

Pequeños Zorros se presentará hasta mediados de octubre de jueves a domingo en el teatro Santa Catarina, con funciones a las 19:00 horas los jueves y los viernes, mientras que sábados y domingos dará comienzo a las 18:00 horas.




Imagen:http://bit.ly/2bmrV79
16MP

0 comentarios:

Gracias por tu comentario...