"Tangos para Barbie y Ken", un reflejo de la feminidad

  • Dejemos de lado los juegos de niños, Barbie, aunque es de plástico, es toda una mujer. Por esta razón Maritza Buendía presenta a esta fémina artificial como un ser que vive, que siente, que se enfrenta a situaciones de pareja con Ken.





Por Fernando Salinas

Ciudad de México, 30 Sep, (N22).- Al hablar de Barbie, es inevitable pensar automáticamente en la muñeca cosmopolita por excelencia.  Este juguete ha sido ícono de la infancia y parte de la adolescencia de muchas niñas a nivel mundial, fungiendo como compañera de juegos, confidente y, en algunos casos, mejor amiga.  

“El libro trata de Alondra,  que a partir de la muerte de su madre, del abandono de su padre y del silencio que siempre la está rodeando con su abuela, se refugia en el juego con sus muñecas. Conforme avanza la lectura, Alondra va creciendo y Barbie pasa a ser la protagonista, como un eco, como un reflejo de Alondra y así, poco a poco la historia se va complicando”, comentó Maritza M. Buendía, escritora. 

Dejemos de lado los juegos de niños, Barbie, aunque es de plástico, es toda una mujer. Por esta razón Maritza Buendía presenta a esta fémina artificial como un ser que vive, que siente, que se enfrenta a situaciones de pareja con Ken. Y aunque al principio Barbie se nota como una mujer sumisa, a través de las experiencias evoluciona y se vuelve otra persona.  
“En apariencia, lo que se está manejando en el texto, es que Barbie es demasiado sumisa a las órdenes de Ken, siempre está dispuesta. Pero al final eso es una trampa que está tejiendo Alondra, es la que mueve cada una de las piezas. Para toda relación amorosa siempre va a existir un amo y un esclavo, pero en realidad el amo, no es nada sin el esclavo y el esclavo se convierte en el verdadero amo, ahí hay una inversión de papeles que se va dando poco a poco”. 

Una historia que habla la experimentación femenina y la construcción de la identidad basada en experiencias. Es por eso que Alondra, con el tiempo, entiende que se puede jugar con la vida y hacerla más interesante. 

“Toda mujer o toda niña, cuando agarra una muñeca, lo que está haciendo es contemplarse ante un espejo. Jugar con las muñecas Barbies, que ya tienen cuerpo de mujer, con curvas, provoca un despertar erótico, sensual pero también, un despertar hacia la inteligencia”.

Tangos para Barbie y Ken es publicado por la editorial Textofilia y se encuentra ya en librerías. 

16FS
Imagen:http://bit.ly/2dLYYqW

0 comentarios:

Gracias por tu comentario...