"Mamá, te voy a demandar", una obra que confronta generaciones

  • La comedia indaga en las razones por las que dos mujeres tan cercanas tienen dificultades para comprenderse. La risa se detona cuando vemos en acción a una hija que intenta hacer entrar en razón a una mamá hippie.


Por Salvador Perches

Ciudad de México, 15 sep (N22).- Qué hacer cuando tu mamá fue hippie, enarbolaba el símbolo de amor y paz, fue partidaria de la revolución sexual, del amor libre y revolucionaria, mientras que tú eres de esta época en la que es difícil triunfar en un mundo material. Esta disyuntiva es el eje sobre el cual gira la obra Mamá, te voy a demandar.

“Esta madre que invirtió todo su tiempo, todas sus ganas de libertad y todas las buenas intenciones con su hija, a su hija esa educación no le está funcionando en un momento y en un país, que pues no les da opciones a los jóvenes”, comentó la directora del montaje Gema Aparicio.

“Mi idea de la obra es, por un lado, tratar de enfrentar estas dos generaciones, me parece muy importante saber que hubo gente revolucionaria en esa época, que hubo mujeres liberadas en esa época, que todo eso existió porque de pronto ya no se sabe, pero, por otra parte, también cuestionar lo que dejó y que efectivamente a los que somos hijos de esa época como yo, ya nos encontramos ahora en un momento en el que no hay utopías y en el que estamos desarmados ante el capitalismo rampante que hay”, agregó Alberto Castillo, autor.

La comedia indaga en las razones por las que dos mujeres tan cercanas tienen dificultades para comprenderse. La risa se detona cuando vemos en acción a una hija que intenta hacer entrar en razón a una mamá hippie.

“Entonces es desde un lado divertido, estamos planteando el choque generacional y sobre todo pues este choque madre e hija que finalmente se adoran se quieren muchísimo, pero ninguna de las dos sabe cómo resolverle la vida a la otra”, añadió Aparicio.

“Me parece importante para los mexicanos recordar nuestra historia reciente, me parece que esto es muy bueno que no se nos olvide que, no se nos olvide, además esta historia íntima de la gente de la casa de lo que creía más allá de los movimientos sociales, etcétera, que eso se documenta pero lo que pasaba en casa a veces no sabemos”.

La obra nos invita a mirar al país que fuimos hace más de 40 años y el que somos ahora: creencias, valores, libertades, en donde, aún tiene cabida el amor y la paz.

La obra se presenta en el Foro Lucerna todos los lunes y martes hasta el 22 de noviembre.


Imagen:http://bit.ly/2cdbmzR
16AM


0 comentarios:

Gracias por tu comentario...