Rose Mary Salum y su escritura resbaladiza

  • "La verdad es que mi idea era mostrar imágenes para tratar de trasmitir la violencia, para tratar de trasmitir el estado emocional de los personajes, para de esa forma hacer sentir al lector lo que el personaje estaba sintiendo”.




Por Irma Gallo

Ciudad de México, 09/09/16, (N22).- “En la literatura, en mis escritos, se empieza a notar un poco eso: finalmente ¿quién eres, de dónde vienes y dónde estás parado? Y eso, aunque uno quiera, se ve”, comentó la editora Rose Mary Salum.

Con El agua que mece el silencio (Vaso Roto,  2015) Rose Mary Salum es finalista del International Latino Book Award. El libro de relatos es una búsqueda por regresar al origen de la escritora mexicana, de ascendencia libanesa, y que emigró a Estados Unidos desde hace varios años.

La metáfora del agua

“Es algo quizá muy líquido, muy resbaladizo, que se me va, tiene que ver con las emociones y con el hecho de que uno no acaba de quedar necesariamente en un molde. La verdad es que mi idea era mostrar imágenes para tratar de trasmitir la violencia, para tratar de trasmitir el estado emocional de los personajes, para de esa forma hacer sentir al lector lo que el personaje estaba sintiendo”.

Una imagen provoca un estallido en el lector: la de un niño al que una bomba le ha destrozado las piernas. Como una especie de pez boqueando al momento de ser sacado del agua, el pequeño Ismael se encuentra de pronto en un charco inmenso, rojo,  que a pesar del intenso dolor de sus extremidades, no atina a adivinar que es su sangre.


“Fue algo sumamente inconsciente. No fue algo planeado. Lo que sí fue muy consciente fue eso: mostrar las imágenes para que el lector pudiera vivir en carne propia el conflicto, y además no solamente el conflicto a nivel mundial o a nivel regional en la zona de Medio Oriente, sino además entre las mismas familias, entre los mismos amigos”.



Imagen:http://bit.ly/29FcARi
16AM

0 comentarios:

Gracias por tu comentario...