Askanyi trajo un mensaje musical conectado con el espíritu

  • Sebastien Paz Ceroni es el líder del grupo de cuerdas de Askanyi, sus genes vienen de Perú, Italia, Ucrania y Bélgica; en la búsqueda artística para definirse a sí mismo, llegó a África.


Por Huemanzin Rodríguez

Guanajuato, 06/10/16, (N22).- Conceptos como Divino y Espiritual, aunque relacionados con la idea de Dios, son más grandes que él. Pues más allá de una religión o deidad específica, es la posibilidad de conectarnos empáticamente entre nosotros a ese universo intangible que nos da paz. 

La música ha sido en la Historia de la humanidad uno de los más excelsos caminos creados para hablar con lo divino. Esa es la base de Askanyi, agrupación multiétnica que reúne a músicos de Europa y África, que se presentaron en el Templo de la Valenciana.

"Es un mensaje de espiritualidad pero a un nivel más universal. Jupiter Diop, tiene un mensaje dentro de la cultura musulmana, específicamente los baifales. Pero Freddy Masamba tiene sus raíces en la cultura católica. Vemos que hay mensajes que están juntos, que son universales”, comentó Sebastien Paz Ceroni.

Sebastien Paz Ceroni es el líder del grupo de cuerdas de Askanyi, sus genes vienen de Perú, Italia, Ucrania y Bélgica; en la búsqueda artística para definirse a sí mismo, llegó a África, donde conoció al senegalés Jupiter Diop, uno de los cantantes y compositores de Askanyi.

“Él me llevó a un ritual de los baifales que se llama siker, se practica en todo el mundo árabe pero en Senegal tiene una forma un poco especial. Es una forma sufí del Islam, y cantan durante horas para estar más cerca de Dios y es trascendental. Él me lo cantó una vez con su guitarra y me di cuenta que estaba muy cerca de la música barroca”.

Tanto para los músicos como para el público, el concierto de Askanyi encontró en el Templo de la Valenciana, uno de sus mejores escenarios. Como pocas veces el retablo dorado del templo dialogaba con sus brillos y curvas con los cantos, en una espiral ascendente donde arriba estaba, dentro de cada persona, una harmonia mundi donde música y espíritu son lo mismo.

“Yo tengo la convicción de que, como artista, necesitamos también incluirnos en un proyecto de pacificación del mundo. Pienso que es muy necesario hacerlo. La energía fue muy fuerte y siento que la audiencia lo sentía también así”.

Askanyi ofreció también un concierto en hospital para personas de escasos recursos. Dará un concierto más en Irapuato, aunque desafortunadamente el grupo no confirmó lugar para un concierto en la Ciudad de México.


Imagen:FIC
16AM

0 comentarios:

Gracias por tu comentario...