El flamenco de "Tomatito" vibró en Guanajuato

  • Tomatito ha hecho mancuernas musicales con Frank Sinatra y con Elton John, a la vez que ha explorado otros géneros en los que identifica, más que los acordes, el sentimiento.


Por Víctor Gaspar

Guanajuato, 20/10/16, (N22).- Sus raíces se hunden hasta el siglo XVIII, sus afluentes culturales son debatidos. Pero sus maestros son muchos y acompañan el melancólico canto con un brioso zapateado que reclama la tierra con vitalidad. 

Es el flamenco que rinde sus frutos en virtuosos guitarristas como José Fernández Torres, Tomatito, quien llegó a la fiesta cervantina con su concierto soy flamenco. Tomatito, es uno de los máximos exponentes de su género y ha sido a la vez muy temprano discípulo de José Monge Cruz, mejor conocido como camarón de la isla. A su vez, en el camino del flamenco Tomatito también se encontró con Paco de Lucía.

“Gracias a Camarón. Empiezo a tocarle desde muy jovencito y luego él dice que tenemos que hacer un disco, que es la Leyenda del tiempo y allí donde rompe, un poco donde se introduce el bajo eléctrico, donde hay un sintetizador que de momento suena a eso ¡iiiaaaa! muy pop, una batería. Entonces ya yo digo, este hombre no está bien de la cabeza ¿qué ha pasado aquí? Se rompe el flamenco, pero lo que empezó fue una nueva era. Rompe, acaba de romper el tabú y la dictadura que había con los críticos de flamenco, que hay en todas las músicas”, comentó Tomatito.

Tomatito ha hecho mancuernas musicales con Frank Sinatra y con Elton John, a la vez que ha explorado otros géneros en los que identifica, más que los acordes, el sentimiento.

“Me he dado cuenta que puedes transmitir desde una guitarra flamenca ese mismo tema, que lo hace un jazzista. Entonces claro, es un gusto cuando uno hace eso. La música es universal”.

El sentimiento flamenco, la guitarra que lo acompaña, pero también el recuerdo del mentor ausente, la orfandad artística convertida en pasión, hacen que el maestro de la guitarra evoque a quien considera el capítulo más importante de su bitácora emocional.

Ahora, de la misma manera que heredó la guitarra flamenca, cobijado por el cajón y el corazón que se hace palmadas y zapateado, por las cuerdas de la nostalgia. Tomatito voltea a ver y encuentra a su lado a José del Tomate, su hijo, en la guitarra.

Imagen: Cortesía FIC


16AM

0 comentarios:

Gracias por tu comentario...