"El Quijote" al estilo italiano

  • Estos dos entremeses nacieron con la puesta de un director de Bologna, Gabriele Marquesini. La retomamos para esta ocasión, con la intención de profundizar en el lenguaje del juego teatral




Por Huemanzin Rodríguez

Guanajuato, 10/10/16, (N22).- En el Teatro Juárez se presentó una de las puestas más divertidas y bellas en torno al Quijote, se trata de un par de entremeses para cantantes escritos en el siglo XVIII por Giovanni Batista Martini, que estuvieron desaparecidos más de 200 años y el Teatro Comunale di Bologna lo ha montado respetando la farsa previa a la comedia del arte.

"Cuando los cantantes en esta época se acercan a la farsa, tienen que aprender –además de la necesidad de cantar-, las técnicas y el lenguaje del actor cómico; del actor de la comedia del arte. Entonces el lenguaje corporal del gesto, la mímica, de la cara y de todo el cuerpo", comentó Matteo Belli, director escénico.

La dirección es de Matteo Belli y la dirección musical está a cargo de Paolo Mancini. El primer entremés en presentarse fue Il maestro di música, que cuenta una clase particular donde una joven tiene que aprender a cantar para un musical con todos los recursos que el maestro enseña.

"Estos dos entremeses nacieron con la puesta de un director de Bologna, Gabriele Marquesini. La retomamos para esta ocasión, con la intención de profundizar en el lenguaje del juego teatral".

El segundo entremés es Don Chisciotte, que para el montaje del Teatro Comunale di Bologna se inspiró también en un ensayo del filólogo Erich Auerbach donde dice que la obra del Quijote no es una tragedia y no tiene una visión problemática de la existencia, sino que presenta todo como un juego, una obra lúdica.

Este Quijote que es interpretado por Aldo Caputo, se presenta valioso y con coraje, pero en pleno desarrollo de la obra se vuelve un personaje vulnerable, “se convierte de pronto, cuando aparece la guerrera de Nerina. En la segunda parte se hace más misteriosa y mágica porque la misma cantante Antonella Colaianni, convierte a su personaje Nerina en una maga protectora”, explicó el director escénico. 

"Sancho, que casi no aparece en el libreto de  Martini es interpretado por Belli, quien sin decir una sola palabra detrás de la acción se convierte en el personaje central, se convierte en dueño de toda la puesta, al final él es el titiritero de todo, es la inteligencia deux ex machina".

La obra ha sido muy divertida y gozosa, la apuesta del montaje es mostrar los elementos que Martini logra en estos entremeses que serían fundamentales para el teatro del siglo XIX. Martini además de ser un importante compositor –el conservatorio de Bologna lleva su nombre­, fue también un destacado investigador y pedagogo, entre sus alumnos estuvieron nombres como los de Johann Christian Bach y Wolfgang Amadeus Mozart. 

Imagen: http://bit.ly/2e4KAac
16FS

0 comentarios:

Gracias por tu comentario...