Un espectáculo taurino, sin toro en el FIC

  • La torera, la cogida y la muerte se presentó en la carpa del Trasnoche, en la ciudad de Guanajuato





Por Karen Rivera

Guanajuato, 13/10/16, (N22).- Elia Domenzain se presentó por primera vez en el Festival Internacional Cervantino en 1986. Después de 30 años, la actriz, poeta y promotora teatral regresó a este encuentro cultural, con la propuesta escénica La torera, la cogida y la muerte, en la que el canto, el baile flamenco y la fiesta brava revivieron los momentos de amor, deseo y entrega que Domenzain describiera en su libro de poemas Y ahora soy yo la torera.

"De acuerdo al libro, al poemario, primer tercio, segundo tercio, tercer tercio, el primer tercio es totalmente en analogía con la fiesta brava porque es la seducción, como en el primer tercio que es el toro y lo tienta. Y luego el segundo Tercio ya no tiene nada que ver con la fiesta brava, porque es la tragedia, es decir a la mujer le pusieron los cuernos", comentó Elia Domenzain.

Como torera, Elia Domenzain analizó a su público visitante, acondicionó el ambiente al ritmo del zapateado sobre la tabla para después dirigir su espectáculo, acompañado por dos bailaoras y dos músicos, a la interpretación de su poesía romántica, con tintes de terminología taurina y pinceladas de albur.

"Ya en el tercer tercio es la afrenta, la mujer que ya tampoco tiene nada que ver con la fiesta brava, la mujer se recupera y acaba con el torero, con el toro, con la tauromaquia, que si ha sido arquitecto pues acaba con los edificios que porque no me dejas ver el cielo", finalizó Elia Domenzain.

La torera, la cogida y la muerte se presentó en la carpa del Trasnoche, en la ciudad de Guanajuato.

Imagen: Cortesía FIC
16PV




0 comentarios:

Gracias por tu comentario...