Adam Gopnik nos explica el mundo después de Trump

  • Subestimamos el grado en que los  “blancos” de Estados Unidos se sintieron como una minoría bajo ataque.



Por Víctor Gaspar 

Ciudad de México, 21/11/16, (N22).- Por más de tres décadas Adam Gopnik ha contribuido a las columnas de The New Yorker y, además de hablar de arte y de conocer perfectamente la cultura francesa, está presente en la Ciudad de las Ideas con uno de los temas que le interesan más al público mexicano, la elección de Donald Trump a la presidencia de los Estados Unidos.

Agencia N22 conversó con el periodista y escritor al respecto.


- ¿Cuál es su perspectiva en relación a la elección de Donald Trump?


Subestimamos el grado en que los  “blancos” de Estados Unidos se sintieron como una minoría bajo ataque. Votaron como lo harían las minorías. La única reflexión que podría tener ahora es que olvidamos a Barack Obama. Fue una figura muy revolucionaria en un sentido simbólico. Fue un hombre calmado y elocuente, olvidamos que tal vez llegó muy temprano, se adelantó a su tiempo. El país estuvo listo para elegirlo pero no para aceptarlo en su totalidad”.

- Parece haber cada vez un espacio más grande en cada elección entre el electorado, los ciudadanos, y los políticos. ¿En qué medida tiene que ver con el modelo económico?


Parece haber una gran desvinculación de todo el mundo occidental en la actualidad, entre los que votan y los que no. No estamos en una época de particular sufrimiento económico, pasamos una terrible recesión pero hemos salido de ella. No es el peor momento de la historia para estar en los países más ricos, incluidos los Estados Unidos. Vivimos en una época de enorme cambio planetario, donde la población se está intercambiando. La gente establecida tiene que enfrentar la realidad de ser una minoría. Vemos musulmanes en París y mexicanos en Los Ángeles.

- ¿Cuál sería el principal desafío para extender la protección a estos derechos humanos entre los inmigrantes alrededor de todo el mundo?


Lo vemos en Francia y  Estados Unidos todo el tiempo. Lo que se necesita es que mucha gente envejezca y  muera. No es algo bonito pero los seres humanos  tienden a no ser educados. Si la gente menor de 40 años hubiera votado en la última elección, Trump no habría ganado. Si gente menor de 30 hubiera votado para el Brexit, el Brexit no habría ganado. La gente joven acepta el mundo que se avecina, es el mundo que les va tocar crear. La gente vieja todo lo contrario, temen que los destruya, que los mate.

- ¿Cuál es el papel de los medios? ¿Podríamos decir incluso que las redes sociales no son tan sociales como parecen?

        
Eso es verdad. Estas elecciones, Brexit y Trump, han sido un recordatorio para nosotros sobre el optimismo que tenemos en torno a los medios digitales, para romper fronteras y barreras. El viejo estilo de tratar de reeducar a las nuevas generaciones en los valores de una sociedad abierta y el pluralismo va a continuar. Las redes sociales no nos salvarán.


Imagen: http://bit.ly/2g4T9Wa
16FS






0 comentarios:

Gracias por tu comentario...