¿Todavía compran monografías en la papelería?

  • Se espera que  estas imágenes en 3D se obtengan pronto de pacientes vivos, por lo que estos mismos atributos hacen que las representaciones digitales puedan, en un futuro, preparar a los cirujanos.


Por Bernardo Zavaleta

Fotografía: Emma Juárez, Proyecto HDM

Ciudad de México, 24/11/16, (N22).-Todos los mayores de 30 nos hemos quejado alguna vez de los privilegios de los nacidos en décadas posteriores a los 80, ellos no tuvieron que transcribir monografías, colorear esquemas, hojear enciclopedias para entregar cuatro cuartillas sobre algún sistema del cuerpo humano.

Con Internet, información ilimitada al alcance de los dedos,  wikis y páginas académicas, con opciones muy variadas sobre cómo adquirir conocimientos, algunas cosas han cambiado para bien, pero no quiere decir que encontramos un sistema perfecto de estudio.

Imaginen, por ejemplo, que son estudiantes de medicina y antes de poder sanar un cuerpo tienen que aprender cómo está ensamblado el cuerpo humano. 

Aprender sobre el cuerpo humano suena sencillo, todos tenemos uno, ¿no? 

Intenten aprender cómo arreglar una máquina que realiza miles de procesos químicos y mecánicos a través de una serie de sistemas especializados. Para esto necesitan conocerla por dentro y por fuera, de forma detallada, formas, ubicaciones, funcionamiento. 

Tradicionalmente esto se aprende haciendo disecciones en las facultades de medicina de todo el mundo, pero los cuerpos que se prestan a la ciencia para ser estudiados son pocos, pese a los programas de donación de restos que muchas universidades, como la UNAM, brindan.

Estas lecciones se apoyan también en esquemas, dibujos, textos, y planos por ser la forma de representación que se podía difundir en las páginas de los libros de anatomía, pero Internet y sus cualidades multimedia pueden mejorar esta experiencia de aprendizaje. 



Mejorar la experiencia.

Una de las escuelas donde el trabajo con cadáveres es escaso por la disponibilidad es la FES Iztacala de la UNAM, para cambiar esto, cinco de sus alumnos con apoyo de profesores del Laboratorio de Neuromorfología de la Facultad de Medicina en Ciudad Universitaria crearon página de internet Proyecto Human Dissection Models (https://www.proyectohdm.com/)

Esta contiene imágenes en 3D, representaciones en realidad virtual y otras plataformas, hechos a partir de disecciones de cuerpos humanos reales a los que se les tomaron cientos y hasta miles de fotos que luego se unieron mediante software.

Imaginen de nuevo que son estudiantes de medicina y que en lugar de tener que devorar 400 páginas de un libro sobre anatomía, pudieran inspeccionar modelos virtuales que son anatómicos fieles en medidas, ubicación, colores y texturas.

Las ventajas son claras en la enseñanza, manipulación sin riesgo sanitario, disponibilidad a toda hora, nivel de detalle, la forma interactiva en la que se adquiere la información a diferencia de los métodos de estudio clásicos y además todo es gratuito para los usuarios.

Se espera que estas imágenes en 3D  se obtengan pronto de pacientes vivos, por lo que estos mismos atributos hacen que estas representaciones digitales puedan, en un futuro, preparar a los cirujanos antes de entrar al quirófano. Estudiar las características particulares de cada paciente hará que la intervención sea más segura.




0 comentarios:

Gracias por tu comentario...