Camaradería y buen cine desde San Cristóbal de las Casas

  • Damiana Kryygi es una indígena paraguaya que vivió a principios del siglo XX y que fue objeto de estudios antropológicos y parte de sus restos terminaron en Argentina y otros en Alemania.


Por Salvador Perches

Ciudad de México, 13/12/16, (N22).- Luego de cuatro días que reunieron a lo más notable del cine internacional en torno a temáticas de migración y sustentabilidad alimentaria, llegó a su fin la segunda edición del Festival Internacional de Cine de San Cristóbal de las Casas. 

“Creo que es el mejor cine del mundo, el Oso de oro de Berlín, premiadas en Venecia, premiada en Cannes, premiadas en Soundance, premiadas en Karlovy Vary, películas muy buenas con mucho mensaje con mucha intensidad”, comentó Miguel Camacho, director general del festival.

Haciendo eco del slogan del festival: Cine para dialogar, al término de las películas el público asistente pudo conversar o debatir con realizadores o gente del equipo creativo. 

“Me gusta mucho que esté la película y que además se profundice mediante una charla y se haga alguna otra actividad, y me gusta la orientación que tiene y la importancia que le da a historias similares a éstas, y para nosotros, desde Argentina, Chiapas es una zona emblemática. Es un honor estar aquí”, comentó Alejandro Fernández Mouján, director del documental Damiana Kryygi.

Damiana Kryygi es una indígena paraguaya que vivió a principios del siglo XX y que fue objeto de estudios antropológicos y parte de sus restos terminaron en Argentina y otros en Alemania.

“Es una historia que era prácticamente anónima, pero de alguna manera se transforma en una historia emblemática, a partir de que aparecen sus restos. Creo que la película le da un impulso a la historia y además a partir de que esto se empieza a hacer, de que yo empecé la investigación aparece la cabeza en Berlín y aparecen una serie de fotos que le toma un antropólogo alemán en 1907, hay que decir que esta historia en 1896, ella fallece en 1907 cuando tendría más o menos 13 14 años de edad. El único registro de ella son cinco placas fotográficas que le toma un antropólogo alemán para estudiarla”, añadió Mouján.

Además, tres conversatorios se llevaron a cabo: Soberanía Alimentaria: ¿Comida para todos o solo para unos cuantos?; Perspectivas contemporáneas sobre el contacto y Transferencia de medios en las américas: Canadá, Brasil y México. 

Durante la ceremonia de clausura, fueron entregados los dos Premios Ámbar –diseñados por el artista plástico chiapaneco, Pedro Agustín Molina Ortega– a las dos películas seleccionadas por el jurado internacional del Festival: Mimosas de Oliver Laxé, como la mejor película de ficción y el mejor documental, fue When two worlds collide de Heidi Brandenburg y Mathew Orzel.

“El festival se destaca por su alegría, por su camaradería, esperamos que la tercera edición ya no sufra todas aquellas carencias y dificultades que padeció la segunda, ya le hemos mandado un recado cariñoso al gobernador para que vuelva a apoyar como siempre a este festival que va a ser uno de los grandes festivales de México”, agregó Jorge Fons, jurado del festival.


Imagen:http://bit.ly/2gG0Tin
16AM


0 comentarios:

Gracias por tu comentario...