Durante 2016 la cultura popular de México viajó alrededor del orbe

  • Los proyectos son apoyados por el programa México, Cultura para la Armonía de la Secretaría de Cultura.
  • Sones y huapangos huastecos sonaron en Moscú el Festival Moscow Meet Friends.



Ciudad de México, 20/12/16, (N22/Secretaría de Cultura).- La Secretaría de Cultura, además de preservar, promover y difundir las expresiones de las culturas populares de México, las llevó más allá de las fronteras nacionales, al organizar y contribuir para presentarlas con éxito, por ejemplo, en el Festival Moscow Meet Friends en Rusia y en la Universidad de Harvard, en Cambridge, Massachusetts, Estados Unidos.

Con base en gestiones realizadas por la Dirección General de Culturas Populares, por primera vez se logró que México participara en la edición número 13 del Festival Moscow Meet Friends, el cual se realizó del 24 de mayo al 5 de junio en la capital rusa.

Sones y huapangos huastecos sonaron en Moscú, a través de un gran ensamble que representó a México para mostrar la riqueza cultural de la Huasteca a todo el mundo, integrado por los tríos La Nueva Herencia, de Tamaulipas; Alondras Huastecas, de San Luis Potosí, y Tradición Serrana, de Puebla.

Justamente en este 2016 el Festival de la Huasteca llegó a su edición XXI y se realizó del 30 de junio al 3 de julio en El Mante, Tamaulipas, con la participación de 33 tríos y casi 500 creadores y artistas de 100 actividades.

Este año el eje temático del encuentro que busca difundir y promover la diversidad de expresiones culturales de esa región, integrada por los estados de Hidalgo, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Tamaulipas y Veracruz, fue la mujer huasteca, e incluyó una carrera de cinco kilómetros.

Por primera vez, el encuentro entregó dos premios con bolsa de 50 mil pesos cada uno: el Regional de Poesía Huasteca que ganó Diego Ugalde y el Nacional de Ensayo sobre la Huasteca al que se hizo acreedor Ricardo Rincón.

Por otro lado, el trabajo del Colectivo Comunitario de Fotografía de San Pablo del Monte, en Tlaxcala, que es apoyado por el programa México, Cultura para la Armonía, fue exhibido durante febrero en la Universidad de Harvard, Cambridge, Massachusetts, Estados Unidos

Una exposición integrada por 52 imágenes que reflejan la identidad de esa comunidad tlaxcalteca tomadas por nueve jóvenes de entre 13 y 22 años de edad, donde retratan su vida cotidiana, los problemas sociales y el complejo papel de la mujer en la entidad, la cual se presentó en la Facultad de Leyes de esa universidad estadounidense.

Cultura para la Armonía alcanza cobertura nacional

En este 2016 y a tres años de haber iniciado su operación, el programa México, Cultura para la Armonía, conformado como una herramienta de trasformación social y de desarrollo comunitario para zonas vulnerables, no sólo se ha consolidado como una estrategia nacional permanente, sino que también alcanzó cobertura en todo el país.

Alejandra Frausto, directora general de Culturas Populares, instancia encargada de coordinar y operar dicho programa, destacó que ahora se pasará de 16 a 31 entidades de la República Mexicana donde el programa tendrá cobertura.

La titular de Culturas Populares precisó que además de llevar actividades culturales a las comunidades para la recuperación de los espacios públicos, se busca que los asistentes “se conviertan en los protagonistas de estas historias y se tome el arte como una herramienta propia de desarrollo para niños y jóvenes”.

Por ello se crean agrupaciones colectivas musicales, de teatro, fotografía y cine, entre otras ramas artísticas, las cuales operan en la comunidad bajo los principios de proximidad, gratuidad y permanencia. Actualmente existen más de 150 agrupaciones musicales, entre coros, orquestas, ensambles y bandas, donde son atendidos más de 11 mil niños y jóvenes.

Asimismo se han creado 62 colectivos más en teatro, coro y fotografía, con lo cual se espera terminar este año con cerca de 20 mil jóvenes atendidos de manera permanente.

La Techumbre y Cine Sillita

En este sentido, en Tijuana, Baja California, se instaló un espacio que, conocido como La Techumbre, atiende a migrantes deportados. Ahí se presentó la cinta La jaula de oro y se trabajó en la creación del libro de crónicas Nadie me sabe dar razón. Memoria y migración.

Apenas en octubre pasado La Techumbre llegó a la Ciudad de México y como parte del Abierto Mexicano de Diseño se exhibió a un costado del Palacio de Bellas Artes, en el corredor Ángela Pelata para después replicar este espacio comunitario libre y abierto en Tapachula, Chiapas, e Iguala, Guerrero.

También como parte del programa México, Cultura para la Armonía, el proyecto cultural comunitario Cine Sillita, que realiza la exhibición cinematográfica en espacios públicos de manera gratuita se consolidó este año para alcanzar la cobertura nacional con un Cine Sillita por estado.

En marzo arrancó en siete estados del país con la proyección de la película mexicana Club sándwich, de Fernando Eimbcke, y tiene programados más títulos que generen una reflexión sobre la discriminación racial y social en México.

Otra de las iniciativas de este programa coordinado por la Dirección General de Culturas Populares fue el curso de cocina tradicional en la Costa Grande de Guerrero, con el propósito de rescatar recetas de platillos tradicionales y que culminara en la edición del primer recetario de esa región del país.

Además, el programa apoyó la edición del libro Artempatía, de Pablo J. Rico y Emiliano Gironella, el cual presenta los resultados de la Fundación Manos Manchadas de Pintura que organiza talleres para ayudar a los hijos de los policías caídos en el cumplimiento de su deber, a superar su duelo a través de una terapia artística y que muestra como la cultura es un tema estratégico en la recomposición del tejido y la transformación social.

PACMyC aumentó apoyos económicos

Adicionalmente, el Programa de Apoyo a las Culturas Municipales y Comunitarias (PACMyC) también se consolidó este año al aumentar a 60 mil pesos el monto máximo de los apoyos económicos que otorga para la realización de proyectos de cultura popular en todo el país.

En 2015 el monto máximo era de 50 mil pesos, año en el que este programa de la Dirección General de Culturas Populares brindó financiamiento a mil 981 iniciativas que buscan rescatar o salvaguardar las diversas expresiones populares y el patrimonio cultural inmaterial de las diferentes regiones de México.

Otro de los galardones que incrementó su monto fue el Premio Nacional de la Cerámica que, en su edición 40, pasó de 40 mil a 130 mil pesos en cada una de sus siete categorías, a fin de reconocer y promover la creación artesanal tradicional y contemporánea con ese material.


La Dirección General de Culturas Populares de la Secretaría de Cultura mantiene su vocación de apoyar la creación y el desarrollo de la diversidad cultural de México.


Imagen: Secretaría de Cultura
16AM

0 comentarios:

Gracias por tu comentario...