La Fonoteca Nacional registró más de 30 mil visitantes en 2016

  • Conciertos, cursos, exposiciones, homenajes, lanzamientos de micrositios y sesiones de escucha, parte de la programación.





Ciudad de México, 19/12/16, (N22/Secretaría de Cultura).- En 2016 la Fonoteca Nacional ofreció 223 actividades artísticas, académicas, culturales y recreativas, relacionadas con el sonido, las cuales disfrutaron 31 mil 225 visitantes.

Aunque su proyecto de creación se remonta al año 2001, cuando fue incluida en el Programa Nacional de Cultura 2000-2006, la institución abrió sus puertas el 10 de diciembre de 2008.

Desde entonces ha tenido cinco actividades prioritarias: rescatar y preservar el patrimonio sonoro del país, dar a conocer el acervo que resguarda; realizar actividades académicas, artísticas y culturales relacionadas con el sonido; fomentar una cultura de la escucha entre la población, así como estimular la creación y experimentación artística sonora.

Para cumplir con estos objetivos, este año la Fonoteca Nacional puso a disposición del público su acervo, el cual asciende a 517 mil 186 soportes sonoros inventariados, conformado por 182 fondos y colecciones, de ellos 127 corresponden a coleccionistas particulares y 55 a instituciones públicas y privadas.

Entre estos acervos, el recinto de la Secretaría de Cultura resguarda una serie de importantes documentos sonoros que están registrados como parte del Patrimonio Memoria del Mundo de la UNESCO, en su apartado México:

-      Registro 2010-Colección Thomas Stanford, medio siglo de grabaciones de campo de música tradicional mexicana.

-      Registro 2014-Documentos sonoros Raúl Hellmer: grabaciones históricas de la música tradicional mexicana.

-      Registro 2015-Documentos sonoros de Henrietta Yurchenco. Grabaciones históricas de música de pueblos indígenas de México y Guatemala.

Además de estos acervos, el público acudió a conciertos, cursos, exposiciones, homenajes, lanzamientos de micrositios, sesiones de escucha, conferencias, visitas guiadas, seminarios, talleres, diplomados, presentaciones editoriales y discográficas, así como caminatas y rodadas sonoras, entre las que destacaron:

En enero la Fonoteca Nacional comenzó sus actividades con el ciclo Concertistas de Bellas Artes: Slawinska–Frenk, concierto donde se presentaron María Teresa Frenk (piano) y Bozena Slawinska (violoncello), con un atractivo programa conformado por obras de Schumann, Popper, Camille Saint-Saëns, Wilkomirski, Bloch y Toussaint, entre otros.

También fue sede de la exposición Sonificaciones integradas, compuesta por instalaciones sonoras del compositor y artista Roberto Morales que se basaron en la transformación de relaciones de datos con el fin de explorar nuevas formas de percepción e identificación de patrones sonoro-visuales.

Las tres obras que integraron la exposición (Zanate de LuzZabisisi bizu y Hraca xhiñaa’) hicieron referencia al fenómeno de las auroras boreales, a la dinámica en un enjambre de avispas, al canto de pájaros al amanecer y atardecer, así como a la libertad del vuelo de las aves.


Pete Drungle en la Fonoteca

Pete Drungle, pianista, compositor estadounidense y ganador de un premio Bessie, se presentó en febrero en la Fonoteca Nacional. El artista,  reconocido por realizar música con Ornette Coleman, Yoko Ono, The Kronos Quartet, Ronald Shannon Jackson, Sean Lennon, Jay Rodríguez, Craig Harris, entre otros, ofreció un concierto de música que ha compuesto para cine, video, teatro, televisión y danza.  

En el marco del fallecimiento de David Bowie, icono de la música y la cultura pop y underground, se realizó David Bowie: cultura y contracultura, sesión de escucha en la cual, a través de microconferencias de especialistas se revisaron sus principales obras, su contexto histórico y social, así como los momentos más significativos de este trascendental artista.

El recinto de la Secretaría de Cultura también presentó la reedición Yúmare / Quinto Sol, de Tino Contreras, disco compacto de grabaciones históricas del internacionalmente reconocido jazzista mexicano, entre las cuales destacan las piezas experimentales Yúmare y Quinto Sol, cuya edición en vinil son difíciles de conseguir.

*

Como parte del Ciclo México y los Grandes Iconos del Rock Mundial se realizó una sesión de escucha para recapitular la influencia y relación que ha tenido el grupo inglés Rolling Stones en nuestro país. El evento buscó las razones del fuerte vínculo entre el grupo inglés y un amplio número de melómanos mexicanos, así como su influencia sobre varias generaciones de músicos.

En el marco del centenario del nacimiento de Henrietta Yurchenco, etnomusicóloga cuyas grabaciones obtuvieron el  Reconocimiento Memoria del mundo UNESCO-México, se ofreció una sesión para escuchar una selección de sus grabaciones históricas.


Homenaje a Pablo Prieto

En abril pasado se organizó Pablo Prieto: ritmos y figuraciones sincopadas, sesión de escucha dedicada a repasar la trayectoria del baterista mexicano Pablo Prieto, en la que también se escuchó parte de su obra.

Además, se presentó Mousai, proyecto de la compositora mexicana contemporánea María Granillo. El material está dedicado a la inspiración e imaginación del mito de las musas griegas. Las obras reunidas en el disco son: MousaiReflejoAsaseloLas hojas secasSerpientes y escaleras, así como Dos danzas para un principio.

Asimismo, se dio a conocer el micrositio que la Fonoteca Nacional puso en línea. En esta página el público pudo revisar datos sobre la vida y obra de Luis Herrera de la Fuente, así como fotografías, documentos, partituras, videos y audios.


**
La Fonoteca Nacional fue sede de la primera entrega del proyecto Tesoros perdidos del rock mexicano, creado con el propósito de reeditar discos de grupos emblemáticos del rock nacional que por alguna razón no fueron publicados en su tiempo o se encuentran agotados por haberse realizado sólo en vinil.

Se presentaron cuatro discos inéditos: The Vox Vol. 1, del grupo Década 2; Manhattan sessions, de Branda; Manzana de Malaria y Tecnopal, de Víctimas del Dr. Cerebro.


Una década de Los Jaigüey

El grupo mexicano Los Jaigüey festejó en mayo sus primeros 10 años de incursionar en la escena musical con un concierto donde realizó la presentación de sus dos nuevas producciones:Los Jaigüey-Laiv in Zürich, grabado en vivo durante su gira Los Jaigüey 2 yurop 2, y su tercer disco de estudio III, financiado por sus seguidores.

Se inauguró Paradox archiv / Archivo paradójico, de Christian Schröder, proyecto de instalación performance que puso a reflexionar al público sobre la fugacidad del sonido y la fragilidad del archivo. La obra fue creada a partir de la residencia en la Fonoteca Nacional del artista austriaco.

Del 18 al 20 de mayo el recinto de la Secretaría de Cultura se llenó de sonoridades colombianas con ¡Así suena Colombia!, evento desarrollado por el Programa de Maestría y Doctorado de la Facultad de Música de la UNAM en el que expertos invitados dieron a conocer la diversidad de la música latinoamericana desde una perspectiva lúdica y académica.

Decibel, la banda de culto que marcó un hito en la historia del rock progresivo en México, presentó su más reciente material: Secuencias genéticas, disco en el cual el grupo ha volcado sus obsesiones por el rock, la música contemporánea, la electrónica y el rock progresivo.

En el Ciclo Música Popular Mexicana se realizó la sesión de escucha Bravo, permíteme aplaudir por... Luis Demetrio (1931-2007), donde se recordó, a manera de homenaje por sus 85 años de nacimiento, al compositor yucateco, pionero del filin y del chachachá en México y autor de éxitos internacionales como Quién seráBravoLa puertaSi Dios me quita la vidaVoy y Apóyate en mi alma, entre muchas otras.

Se realizó la inauguración de la exposición Polifonía ambulante, un homenaje a los pregones de la Ciudad de México, a sus gritos y cantos. Mediante cuatro obras distintas (Coro informalCoro polifónicoLos gritos de México y Disco pirata), el artista francés Félix Blume propuso una escucha alternativa de los gritos de la ciudad desde una perspectiva musical y lúdica.

En el Ciclo Música Popular Mexicana se presentó Y si vivo cien años… Homenaje a Alberto Cervantes (1923-2001), sesión de escucha dedicada al compositor poblano creador de los primeros boleros rancheros y autor de temas como Ni por favorLa verdolagaDi que no,Ruega por nosotros y, sobre todo, Cien años, uno de los boleros más grabados de la música vernácula mexicana.

En el mismo ciclo se realizó México, 1923: El nacimiento de la radio comercial en México, sesión de escucha sobre la primera estación de radio comercial en el país, la CYL, propiedad de El Universal Ilustrado-La Casa del Radio, inaugurada el 8 de mayo de 1923.
  

Pintura y música

Adam Stanović / Concert Portrait es el nombre del concierto realizado en julio, donde el diseño electrónico del sonido dialogó con la interpretación al piano de la croata Inja Stanović. El programa estuvo integrado por piezas inspiradas en el acto de pintar, en los sonidos que genera la industria metalúrgica, en la obra del compositor renacentista inglés William Byrd, en el ambiente sonoro de la industria de la construcción, en la nostalgia que evoca Sheffield (la ciudad natal de Stanović) y en la contemplación de formas geométricas diversas.

Además se realizó la presentación de Malcisne II, un proyecto del instrumentista y compositor Carlos Maldonado Cisneros, conocido por su trayectoria en los grupos Los Dorados y Chocolate Smoke Gang, así como por incursionar en el free jazz, el posrock, el underground, el alternativo, la improvisación y la música de concierto.

Rodolfo Popo Sánchez: músico de altos vuelos fue la sesión para revisar la vida y obra de uno de los pilares de la escena jazzística de nuestro país, el multi instrumentista y director de orquesta Rodolfo Sánchez, músico michoacano que ha tocado con artistas de gran renombre, como Chucho Zarzosa, Mario Patrón, Chilo Morán, Tino Contreras, Héctor Hallal, Sarah Vaughan, Cal Tjader, Larry Coryell, Nat King Cole, Sammy Davis Jr. y Laurindo Almeida.

Homenaje a Consuelito Velázquez

Como parte del Ciclo Música Popular Mexicana, en agosto se realizó Bésame mucho y la obra musical de Consuelito Velázquez (1916-2005), una sesión de escucha-homenaje donde Consuelito Velázquez fue recordada en el marco del centenario de su nacimiento mediante una conferencia musicalizada a cargo de Pável Granados.

Durante esta charla se realizó el lanzamiento de su micrositio, además de revisar la vida y obra de una de las más prolíficas y exitosas compositoras del siglo XX en México, quien gozó de gran fama y fortuna durante el apogeo de la radio comercial y la época de oro del bolero y la balada romántica.

***

Asimismo, la Fonoteca Nacional fue sede de la Feria del Vinil en México, en su segunda emisión. Se trató de un encuentro de coleccionistas de discos que preservan la cultura del disco como objeto de arte, ya sea en soporte de pasta, vinil o acrílico.

También Calaveras de azúcar, proyecto multidisciplinario que integra elementos musicales y escénicos para promover la cultura mexicana con una envoltura fresca y dinámica, que incluso fusiona la música tradicional con matices del folclor de otras partes del mundo y géneros contemporáneos, interpretó en vivo los temas que integran su reciente disco La bonita, grabado para Nallar Music.

Hábitat imaginario

Hábitat Imaginario es un proyecto que se realizó octubre, el cual consiste en un performance sonoro multicanal, pieza comisionada para ocho canales de Ute Wassermann, el cual fue resultado del trabajo directo que realizó la artista con una sección de los archivos de la Fonoteca Nacional durante 15 días y está compuesta por sonidos de aves y pequeños insectos, así como de lenguas específicas, los cuales se mezclan con el uso de la voz.

En el marco del Día Mundial del Patrimonio Audiovisual, nombrado por la UNESCO y celebrado el 27 de octubre, líderes y especialistas de archivos de las diferentes disciplinas audiovisuales se reunieron en una mesa redonda para debatir y prospectar las oportunidades que ofrecen las plataformas digitales para el acceso y divulgación de este invaluable patrimonio.


Seminario Permanente

En noviembre, la Fonoteca Nacional fue la sede del VIII Coloquio del Seminario Permanente de Historia y Música en México: Usos Sociales de la Música, en el que estudiantes e investigadores nacionales e internacionales reflexionaron sobre los usos sociales de la música.

Como parte de la programación mensual del Jardín Sonoro se presentó la obra multicanalDeSaire S1, de Miguel Hernández. Se trató de una pieza creada a partir de la obra de teatroDesaire de elevadores, escrita y dirigida por Alberto Villarreal. Dos son los elementos que conviven en la pieza: el paisaje sonoro de la ciudad de Guadalajara y las voces de los personajes de la obra. Se presentó en un formato octofónico que permitió espacializar los diálogos de los actores, invitando al visitante a una experiencia acústica y narrativa única.

Moros y Cristianos ofrecieron un concierto/presentación del disco Notas de viaje. En este proyecto el grupo encuentra un sonido propio entre las ancestrales voces de nuestros pueblos y las más actuales sonoridades contemporáneas.


Concertistas de Bellas Artes

En este ciclo se presentaron destacados intérpretes del Instituto Nacional de Bellas Artes que, como parte de sus actividades, realizan recitales en diversos foros del país.

La Fonoteca Nacional fue la sede de los conciertos que ofrecieron los grupos y solistas: el Cuarteto Mexicano de Guitarras, Antonio Rosales, Edison Quintana, Eugenia Garza, Carlos Alberto Pecero, Samuel Máynez, Daniel Rodríguez y María Antonieta Tello.

Caminatas sonoras

Otra de las actividades que se realizaron son las Caminatas sonoras, que consisten en una excusión, en silencio, para escuchar los sonidos de un lugar y apreciarlos como si nunca se hubiesen escuchado.

A lo largo del año, el Centro Histórico de la Ciudad de México, el Centro Nacional de las Artes, la Alameda Central, el Laboratorio Arte Alameda, el pintoresco y animado centro de Xochimilco, la Zona Arqueológica de Cuicuilco, la Universidad del Claustro de Sor Juana, las instalaciones de la Biblioteca Vasconcelos y al Bosque de Chapultepec formaron parte de los sitios seleccionados para transmitir esta experiencia sonora organizada por la Fonoteca Nacional.


Rodadas sonoras

Las rodadas sonoras son paseos en bicicleta que también tienen como objetivo aprender a escuchar y valorar los sonidos como parte del patrimonio sonoro.

En 2016 se realizaron recorridos desde la Fonoteca Nacional al Parque México, al Jardín Botánico del Instituto de Biología de la UNAM, al corazón de la Zona Rosa, a Radio Educación, a la Facultad de Psicología de la UNAM, al barrio de San Ángel hasta llegar al Museo Casa del Risco, al Bosque de Chapultepec y a la Cineteca Nacional.


La Fonoteca Nacional se ubica en Francisco Sosa No. 383, Barrio de Santa Catarina, Coyoacán. Horarios: lunes a viernes de 9:00 a 19:00 horas, y sábados de 9:00 a 18:00 horas. Entrada libre.



Imagen:Secretaría de Cultura
16AM

0 comentarios:

Gracias por tu comentario...