"Mientras el lobo no está", una película de inseguridades y problemas

  • La historia se desarrolla en un internado que alberga a niños problemáticos, jóvenes que viven su despertar sexual...





Por Julio López


Ciudad de México, 17/02/17 (N22).- Hay muchos elementos que hacen pensar que esta película no fue realizada en México por los actores (rostros pocos conocidos) el género (es una película de suspenso)  pero sobre todo el producto final, el microcosmo que recrea el director y su equipo es uno de las virtudes de este filme: Mientras el lobo no está.

“Teníamos una fachada en Amecameca, en el Estado de México y teníamos unas 17 locaciones más aquí en la CDMX. Teníamos que encontrar el modo de que todas las arquitecturas de todos estos espacios se unan y se parezcan”, comentó Joseph Hemsani, director.

La historia se desarrolla en un internado que alberga a niños problemáticos, jóvenes que viven su despertar sexual, hecho que el director muestra de manera efectiva pues no cae en la cursilería. Sin embargo, en esta historia era inevitable caer en el cliché, el malo tenía que ser el director de la institución. Aun así, Mauricio García Lozano ofrece una actuación convincente:

“Sí me parece que es un personaje que es dolorosamente reconocible. Un cuate que tiene una bronca muy fuerte de inseguridad, una autoestima muy golpeada. Está en una posición de poder. Yo sí veo a un tipo intolerante, cruel, con mucho miedo, inseguridad, generando esta autoridad brutal en un micro cosmos que bien podría ser el país más poderos del mundo”, añadió Lozano.


Si algo hay que achacarle a esta película es que en la segunda mitad se vuelve un tanto repetitiva y no lograr cerrar con un final suficientemente potente.  



Imagen:http://bit.ly/2lRbetW
17AM

0 comentarios:

Gracias por tu comentario...